ARTÍCULO

“El asesino oculto”. ¡Cuidado con el exceso de sal!

¿Sabías qué el exceso de consumo de sal podría llevarte a la muerte? Una ingesta de sodio mayor a la recomendada podría ser un factor de riesgo frente a enfermedades cardiovasculares, hepáticas y renales.

La sal es el asesino oculto porque se encuentra en alimentos ultraprocesados y comida rápida. Por ejemplo: hamburguesas, pizzas, embutidos, sopas o caldos concentrados, productos snack, entre muchos más.

Especialistas del Seguro Social de Salud (EsSalud) advirtieron que los peruanos consumen el doble de la cantidad de sal recomendada por la Organización Mundial de la Salud (OMS). Los datos arrojados señalan que la hipertensión arterial afecta al 16,5 % de las personas mayores de 20 años; y que 1 de cada 3 personas en el Perú desconoce que sufren de presión alta.

Por esta razón, la OMS recomienda que los adultos saludables tengan un consumo máximo de 2300 mg de sodio al día, lo que equivale a una cucharadita de 5 gramos de sal, considerando que el 40% de la sal (cloruro de sodio) está compuesto por sodio.

Se debe tener en cuenta que no solo hay que tener cuidado con la cantidad de sal que usamos al cocinar o la que echamos directamente del salero al plato, sino también con los alimentos que son muy ricos en este insumo.

En ese sentido, hay que recodar que incluso los alimentos frescos contienen sodio dentro de su composición, en especial los de origen animal. Además, existen diversos aditivos que también lo poseen, como el benzoato de sodio, el nitrato de sodio, el bicarbonato de sodio, entre otros.

En consecuencia, los alimentos procesados e industrializados como productos de pastelería, embutidos, quesos, conservas, salsas y encurtidos contienen altas cantidades de sodio, ya que se les añade este mineral por su poder conservante. Asimismo, el sodio también se encuentra en las gaseosas, en las bebidas rehidratantes y hasta en el agua mineral.

Es importante tener en cuenta que muchas veces los efectos y consecuencias de una ingesta elevada de sodio aparecen a largo plazo, por lo que es recomendable prevenirlos desde muy jóvenes.

Recomendaciones:

  • Consuma más alimentos frescos, que contengan menos sodio y azúcar.
  • Reduzca el empleo de sal cuando cocine.
  • Reduzca el uso de salsas como mayonesa, mostaza o ketchup.
  • Utilice hierbas como el perejil, la albahaca, el orégano y especias para reemplazar la sal en sus platos.
  • Antes de utilizar las conservas vegetales y legumbres, lávelas.
  • Evite tener saleros cerca de la mesa.
  • Realice más actividad física
  • Evite el tabaco y el alcohol.

De esta manera protegerá su corazón, hígado y riñones de futuras enfermedades y tendrá una vida más saludable.