En su visita a la Universidad de Piura

Embajador chileno anunció incremento de vínculos entre universidades peruanas y chilenas

El embajador Roberto Ibarra García realizó una visita protocolar a Campus Piura. Dejó muy claro el amplio interés por aumentar, en un futuro cercano, intercambios de estudiantes y docentes de universidades peruanas y chilenas.

El diplomático llegó al campus de Piura de la UDEP con una comitiva integrada por el tercer secretario Andrés Moscoso; el agregado comercial Helmut Eichhorn; y Julio Cadenillas Londoña, ministro consejero de Relaciones Exteriores del Perú. Ellos fueron recibidos por los docentes Jorge Reyes y Sandro Navarro, quienes cursaron sus maestrías y doctorado en Ingeniería, y en Economía y Economía Agraria, respectivamente, en la Pontificia Universidad Católica de Chile.

En el encuentro con el rector, doctor Antonio Abruña, el embajador chileno señaló: “No podría haber venido a esta ciudad sin visitar la Universidad de Piura, que tiene mucho prestigio a nivel nacional e internacional y que, en el caso de Chile es muy importante, porque tenemos vinculaciones con varias universidades chilenas con intercambios de profesores, alumnos y becas que se conceden recíprocamente”.

Destacó el trabajo a nivel universitario porque complementa el proceso de integración entre ambos países. “Queremos incrementar todavía más los vínculos entre las universidades chilenas y peruanas y, justamente, esta visita ha servido para presentar nuestra invitación al doctor Abruña para un encuentro binacional de rectores que ya estamos programando y en el que, evidentemente, nos interesa que Piura esté presente”.

Hay que señalar, dijo, que hay una serie de campos donde se pueden incrementar las vinculaciones, teniendo en cuenta que Piura es una potencia agroindustrial. Agregó que para Chile el tema de la agricultura es fundamental, “al igual que la pesquería, acuicultura, recursos forestales, manejo de aguas”, “Sobre todo, subrayó, debemos fomentar los intercambios de estudiantes, ya que las nuevas generaciones son fundamentales en todo este proceso de restauración de confianzas y de fortalecimiento de relaciones en las que están empeñados los gobiernos de Chile y Perú”.