Seminario de Ingeniería

Especialista de la UDEP alerta sobre la falta de seguridad hídrica en la región Piura

El doctor Jorge Reyes expuso importantes aspectos de la realidad hídrica en la región y la necesidad de contar con reservorios alternativos y estudiar alternativas para evitar inundaciones.

Seguridad hídrica es aquella que asegura agua suficiente en cantidad y calidad para los diversos usos, a precios asequibles y en equidad, así como la protección de las personas y sus bienes ante fenómenos meteorológicos externos, explicó el docente e investigador de la Facultad de Ingeniería de la UDEP.

El doctor Reyes expuso “Seguridad hídrica de Piura para los próximos 50 años”, en el espacio Seminarios de Investigación e Innovación, organizado cada semana por la mencionada facultad. En su exposición, habló también sobre la escasez y contaminación del agua, los conflictos que surgen por el recurso y el deterioro ambiental.

El experto en temas hidráulicos e hídricos indicó: “Tenemos el gran reto en responder la pregunta ¿qué será de la región Piura en cuanto a seguridad hídrica en los próximos 50 años? Si no nos preocupamos ahora de este tema, vamos a dejar grandes y casi insalvables problemas para el futuro”, advirtió.

También alertó sobre “el posible colapso de la represa de Poechos, que casi se ha llenado de sedimentos y ya no se puede limpiar”. Señaló también que es posible que la agricultura y el agua potable puedan mudarse a otros sitios y encontrar reservorios alternativos; sin embargo, las inundaciones y deterioro de la cuenca, no podrán evitarse”.

En cuanto a Poechos, reyes explicó que su capacidad original, en 1976, era de 880 millones de metros cúbicos y que, según estudios del 2017, hoy es de 380 millones de metros cúbicos, aproximadamente. “Si llega a una capacidad de 200 millones de metros cúbicos, la represa será inoperativa y ya no será rentable tener un reservorio tan grande para controlar solo 200 millones, dados sus 60 kilómetros de canales, compuertas, mantenimiento de drenes, de bombeos y bocatomas”.

Urge la descolmatación
El ingeniero Reyes explicó que, si bien se ha mejorado algo la situación de Poechos, solo se ha usado un “antifebril” y no se ha combatido la “infección”. Con la anunciada repotenciación, se han colocado entre 200 a 250 millones de metros cúbicos adicionales, elevando la cota de 103 a 106 metros; pero, actualmente no se puede elevar más, pues se presentaría el problema de inundaciones en tierras ecuatorianas, indicó.

“Urge un proceso de descolmatación de la presa: limpiarla usando con la misma energía del agua. La otra alternativa es un proyecto existente que propone un dragado mecánico que cuesta entre 30 y 40 dólares el metro cúbico lo que representa muchísimo dinero si lo multiplicamos por los 500 millones actuales, salvo que en esta descolmatación se saque oro”, dijo.

“Hemos tenido un proyecto, como el de La Peñita en Piura, para una capacidad 2 000 millones de metros cúbicos. Pero el río Piura venía con 700 millones, por lo que normalmente no iba a llenar la capacidad de dicho reservorio, por lo que se descartó la propuesta y se escogió la alternativa de construirla en el Chira que tenía una capacidad de 800 millones de metros cúbicos y el río Chira con sus 4000 millones de metros cúbicos y lo podía llenar varias veces”.

Actualmente, señala Reyes Salazar, teniendo en cuenta la ocupación territorial, La Peñita sin inundar a nadie, “tendría una capacidad de 70 millones de metros cúbicos, cantidad que necesitamos ahora para regular el fenómeno El Niño. Necesitamos mínimo unos  300 millones de metros cúbicos, para que no venga ese caudal en el río Piura e inunde la ciudad.

Nadie mide calidad del agua
El especialista en estos temas, recordó que la seguridad hídrica es aquella que asegura el agua suficiente no solo en cantidad, sino en calidad suficiente, desde todo punto de vista, llámese físico químico, microbiológica, de metales pesados. “Piura debería medir la calidad del agua permanentemente, incluso en los FEN para ver si está arrastrando los residuos químicos de la minería informal. No tenemos ninguna medición hecha en ningún FEN”.

Recordó que la Universidad de Piura fue la única institución que en los FEN comenzó a medir, con recursos propios, la velocidad del agua, concentración de sedimentos 6,65 gramos por litro, profundidad de erosión en el puente Sánchez Cerro.