Pro Marina rinde homenaje a la Universidad de Piura por sus 50 años de vida académica

La sesión solemne, realizada en la UDEP (Campus Piura) ante unas 130 personas, culminó con un vivaz ¡Gloria a Grau!, acompañado de la banda de músicos de la Marina de Guerra del Perú.

 

La Asociación Nacional Pro Marina condecoró el pabellón nacional, estandarte de la Universidad de Piura, así como a sus exrectores, profesores, alumnos y personal de esta casa de estudios. La emotiva ceremonia culminó con un vivaz ¡Gloria a Grau!, acompañado de la banda de músicos de la Marina de Guerra del Perú.

Considerada como organismo afín a la Marina de Guerra del Perú, que coopera activa y metódicamente para acrecentar el poder marítimo de la Nación, la Asociación Nacional Pro Marina promueve la conciencia marítima nacional, especialmente en la niñez y juventud, enalteciendo los grandes acontecimientos de nuestra historia, venerando la figura paradigmática del Gran Almirante Miguel Grau.

La sesión solemne tuvo lugar en la Universidad de Piura, por sus 50 años de actividades académicas. Encabezaron el acto:  del presidente de la Asociación Nacional Pro Marina del Perú, capitán de navío Jorge Guerrero Lang; el rector de la UDEP, Antonio Abruña Puyol; junto con el contralmirante AP César Morales Huerta-Mercado y el doctor José Raúl Rodríguez Lichtenheldt, presidente de Pro Marina, filial Piura, quienes integraron la mesa directiva.

Acto de gratitud y justicia
El doctor José Raúl Rodríguez Lichtenheldt, al iniciar el acto precisó: “Venimos a esta casa de amigos, a la Universidad de Piura, de tanto prestigio nacional e internacional, para rendirle un justo, fraterno y sincero homenaje en este primer medio siglo de vida académica. Es un acto de gratitud y justicia con esta casa del saber universal que está puesta al servicio del hombre para afrontar, a través de la ciencia, la tecnología y las humanidades, los más variados problemas de la realidad y, sobre todo, para ayudar a su perfeccionamiento personal”.

Acompañado por el rector, el presidente de Pro Marina del Perú, capitán de navío Jorge Guerrero Lang, distinguió el pabellón nacional con la medalla de la Orden del Mérito. Seguidamente, fueron condecorados, con el grado de Comendador de la Orden Nacional de Pro Marina, el rector Antonio Abruña; los exrectores, a Víctor Morales, recibiéndola en su representación la vicerrectora Susana Vegas; Antonio Mabres y Sergio Balarezo. Igualmente, las doctoras Luz González, profesora pionera y ex decana de Humanidades; y Carmela Aspíllaga, profesora de las primeras décadas de la UDEP y exdecana de Comunicación y Educación.

En representación de los profesores condecorados, la doctora Carmela Aspíllaga pronunció breves palabras de agradecimiento: “Una mirada atrás, me haría hablar de la locura de pretender hacer entonces, en el desierto, una universidad. Con el aliento de su primer Gran Canciller, San Josemaría, fundador del Opus Dei, un pequeño grupo de personas cargadas de sueños y esperanzas se atrevieron a hacer realidad lo que ahora contemplamos. Mucho se ha hecho, pero mucho está por hacerse todavía”, anotó.

Los demás distinguidos
Los alumnos Estephani Dioses, José Crisanto, José Mejía, Milton Albán, Kelly Núñez, Jimena Santisteban, Ana Castro, Martín Vargas, Marcia Rojas, Sabrina Román, Danny Vargas, Sheylli Samaniego, Ana Carrasco, Cristian Chiroque, Tania Peña, Karina Ramírez, Juanita Amasifuen y Mae García, fueron reconocidos por ocupar el primer puesto en su respectivo programa académico.

También recibieron sus distinciones Emérita Morales, Paula Timaná y Manuel Zapata, jubilados recientemente, en representación del personal de servicios y administrativos de esta universidad. La doctora María Pía Chirinos, directora de Relaciones Institucionales y Proyectos estratégicos de la UDEP, recibió un reconocimiento por el apoyo para concretar esta sesión.

En este marco solemne, Pro Marina incorporó como nuevos socios activos a Rosa Chapilliquén, Servando García, Martín Palacios, Ronnie Moscol, Jorge Viera, Ricardo Acuña, Bruno Salas, Claudia Chumacero y Juan Morales.

El discurso de orden: La unidad del saber
El discurso de orden estuvo a cargo del secretario general de Pro Marina Piura, doctor Juan Carlos Adriazola Silva, quien dijo que la celebración de los 50 años de la UDEP no podía pasar inadvertida a Pro Marina. Recordando las enseñanzas de la profesora Luz González indicó: “La Universidad de Piura es fiel a la unidad del saber. La ciencia y la tecnología han creado una distorsión en los saberes, y ahora cada cosa se estudia por separado, sin hallar una unidad. Esta casa del saber ha sido fiel durante 50 años a la unidad del saber y esa ha sido una de las claves de su éxito”.

Señaló que la UDEP tiene también dentro de sus tareas, enseñar valores cívico-patrióticos, recordando que la primera actividad pública en la que participó fue la del 21 mayo de 1969, cuando todas sus autoridades, profesores y alumnos, encabezados por el rector de entonces Ricardo Rey Polis, rindieron un homenaje al Caballero de los Mares, don Miguel Grau, con motivo del nonagésimo aniversario del combate naval de Iquique. Ese acto fue en la casa museo Grau, de Piura. “La presencia de la Universidad de Piura en los diversos actos cívico-patrióticos de la ciudad, ha sido permanente, como lo dijo el fundador San Josemaría en su visita a Lima en 1974: La Universidad de Piura es un bien para las almas, para Piura y para el Perú”, anotó.

Hemos venido a decir ¡Gracias!
El presidente de Pro Marina, Jorge Guerrero Lang, en su intervención señaló: “Hemos venido a decirle gracias a esta Universidad, por lo que hace por el Perú”; seguidamente, entregó un recordatorio al rector Abruña, con la imagen del Almirante Miguel Grau. Al agradecer el gesto, el rector señaló que el vínculo de la UDEP con la Marina de Guerra del Perú viene de muy atrás, cuando el doctor Ramón Mugica, uno de los profesores pioneros, formó parte del equipo de científicos que redactaron el primer tomo del libro Historia Marítima del Perú, en 1972.

“En 1999 suscribimos un primer convenio marco, seguido de otros, por los cuales la UDEP acogió en su claustro a oficiales de Marina, para formarlos en varias menciones de Ingeniería. Hemos desarrollado proyectos científicos conjuntos. Profesores nuestros también han colaborado en proyectos desarrollados por la Marina y altos oficiales han pasado pos las aulas del PAD, nuestra Escuela de Dirección”.

“Ciertamente, lo que más nos une a la Marina de Guerra del Perú y con Pro Marina es la común admiración a uno de los más grandes peruanos de todos los tiempos, don Miguel Grau Seminario. Como lo señaló en cierta oportunidad don José Agustín de La Puente, primer presidente de ADEU, la asociación promotora de la UDEP, el martirio, el heroísmo y la santidad son las más altas manifestaciones de la conducta humana y constituyen la expresión de un severo convencimiento personal, que lo convierten en un personaje ejemplar. Así fue Grau”.

Al finalizar la sesión solemne, el rector Abruña otorgó a los directivos de Pro Marina la Medalla conmemorativa de los 50 años de la Universidad de Piura. En otro momento, el presidente regional, Servando García, también le entregó un recordatorio a la UDEP por este aniversario.