SEMANA DE DERECHO

“La objeción de conciencia: una mirada desde el Derecho y la Medicina”

Docentes de la Facultad de Derecho explicaron las diferencias entre la legalización y despenalización del aborto, así como el dilema moral al que se enfrenta el profesional médico que lo practica, desde una visión jurídica.

“La objeción de conciencia: una mirada desde el Derecho y la Medicina” fue el tema de la mesa redonda que dio inicio a la Semana de la Facultad de Derecho en Campus Lima.

En el coloquio, a cargo de los docentes María Laura Malespina y Francisco Álvarez, de la Facultad de Derecho; y del doctor Jaime Millás, de la Facultad de Medicina Humana, se abordó el tema de la objeción de conciencia respecto a la práctica del aborto, desde un ámbito jurídico y científico.

doctor Jaime Millás

¿En qué momento inicia la vida?, ¿es más valiosa la vida de la madre que la del feto?, ¿es el aborto un delito?, fueron algunas de las cuestiones planteadas en la discusión, que partió desde el análisis de un caso mediático en Argentina: la condena a un médico al que se le impondría una pena privativa de dos años por negarse a practicar un aborto no punible.

La explicación del caso estuvo a cargo del magíster Francisco Álvarez, quien expuso los antecedentes del mismo y cómo la defensa de la mujer afectada, testigos, así como algunos medios de comunicación y sectores de la propia opinión pública elaboraron una historia que contradecía la defensa del médico con argumentos como la falta de pruebas para comprobar que se trataba de un embarazo forzado. E incluso la omisión de cierta información, como un intento de aborto previo, provocado por la ingesta de medicamentos.

magíster Francisco Álvarez

 La ley versus la ética

Esta experiencia acontecida en Argentina fue utilizada como referente para aproximar a la audiencia el concepto de “objeción de conciencia”: ¿qué hubiese pasado si la defensa del médico se aferraba a este derecho para justificar su posición?

La “objeción de conciencia” se define como un derecho subjetivo a resistir los mandatos de la autoridad cuando contradicen los propios principios morales. Desde una ética racional, se considera que el individuo debe responder, en primer lugar, al tribunal de la propia conciencia.

“A medida que diversos países han ido despenalizando el aborto en determinadas circunstancias, nos encontramos con que hay médicos que dicen ‘yo esta práctica no la quiero practicar. Científicamente, puedo ejecutarla, pero no estoy dispuesto a hacerlo”, explica la doctora Malespina al respecto.

profesora María Laura Malespina

 ¿Legalización o despenalización?

Otra de las cuestiones analizadas fue la diferencia entre legalización y despenalización del aborto.

En el Perú, esta práctica, en su modalidad simple, es un delito que la ley condena con una pena privativa no mayor a dos años o con prestación de servicio comunitario.

“Esta conducta atípica, este delito que es el aborto, es despenalizado en caso de tratarse de un aborto terapéutico; sin embargo, este aborto no punible no está haciendo referencia a una legalización del aborto. Es similar a cuando decimos “no es lo mismo matar que dejar morir”. Dejar morir, en determinadas circunstancias, como cuando la vida llega a su fin en un proceso de enfermedad donde todos los órganos han claudicado, no es ilícito; mientras que matar sí lo es”, argumentó Malespina.