Maite Vizcarra: “Se debe incentivar más la asociatividad y la cooperación en todos los niveles”

Maite Vizcarra dictó el tercer módulo del curso Emprendiendo: "Tendencias y procesos de innovación en STEM", del programa WISE (Woman In STEM Entrepreneurship), que la UDEP lidera en Perú.

 

Vizcarra, con experiencia en prácticas de innovación en Noruega, es divulgadora tecnológica y miembro del Consejo Directivo del Instituto Tecnológico de la Producción (ITP) y una de las principales gestoras de proyectos de innovación en nuestro país. Asimismo, es columnista del diario La República y conductora del programa de ciencia, tecnología e innovación “Umbrales” de TV Perú.

Maite dictó el tercer módulo del curso Emprendiendo: “Tendencias y procesos de innovación en STEM”, del programa WISE, liderado por la Universidad de Piura en nuestro país, a través del HUB UDEP y la Facultad de Ingeniería. Nos cuenta cómo podemos impulsar el ecosistema de emprendimiento en el Perú y destaca el rol de una mujer en el éxito de una startup.

Sobre su experiencia en Noruega y su ecosistema de emprendimiento e innovación, ¿se podría transferir a los emprendimientos peruanos?
El ecosistema de innovación y emprendimiento noruego está impreso de los particulares valores de esta nación: colaboración, practicidad, detalles y una muy activa participación de las mujeres. A diferencia de otros ecosistemas, en el país nórdico se impulsa la llamada “co-petencia”: La colaboración es vital, hay muchos incentivos para colaborar en todas las etapas del emprendimiento.

¿Algún ejemplo de buenas prácticas replicable sen el Perú?
Una buena práctica que podemos mejorar en el Perú es incentivar más la asociatividad, la cooperación en todos los niveles; de modo que se generen “clusters” en cada etapa del emprendimiento. Actualmente, en el Perú hay algunos esfuerzos de asociatividad, sobre todo en cuanto a inversionistas, pero el resto de las etapas no están planteadas.

También se podrían replicar los incentivos que se dan al empoderamiento femenino en el ecosistema. En Noruega, “girls rule the world” lo hacen muy bien. Las mujeres lideran las redes de inversionistas, las aceleradoras y son unas notables “intermediadoras tecnológicas”, y nadie se siente mal por eso.

¿Cuál es el rol de la digitalización en los nuevos modelos de negocio?
Es crítico, Noruega tiene una sociedad con el 100% del territorio interconectado, con una velocidad de navegación en Internet notable y lo más importante, con altos niveles de alfabetización digital de la población (90%). Esto indica que hay un escenario que favorece la adopción digital, más allá de la mera discusión tecnológica.

Por ejemplo, aquí se estudia una carrera en la universidad que se llama “cultura y sociedad digital”, que se enfoca sobre todo en los procesos, en cómo se están afectando los procesos vigentes y cuáles son los nuevos que se deben empezar a definir: el impacto de la digitalización en el trabajo, o la aplicación de la inteligencia artificial. Tan relevante es el tema de la digitalización, que incluso existe un Ministerio dedicado a ello.

Y, respecto a los modelos de negocio, el foco está puesto en la llamada “platform economy”, en todos los procesos que se pueden “desintermediar” a través de estas.

 Usted ha señalado que innovación no es crear tecnología, entonces ¿qué es?
La innovación es un proceso por el cual creamos valor, económico o social, a través de la introducción de mejoras a productos, servicios o procesos existentes. Al ser un proceso, la innovación se puede medir y gestionar.

¿Cuáles son los factores claves para lograr el éxito con una startup?
 Sugiero ver el tema desde dos perspectivas:

  • La start-up como organización empresarial, que busca colocar una oferta novedosa: en este caso el éxito radica en conformar un buen equipo con roles bien definidos.
  • La start-up y su modelo de negocio: en este caso, la distintividad, en la ventaja competitiva que queremos establecer proporciona el éxito.

¿Cómo ves el escenario actual de las startups peruanas?
Luego de siete años de financiamiento, no hemos encontrado al “unicornio peruano”, pero hemos acopiado muchas buenas prácticas y equipos de personas que pueden ser insumos para la siguiente etapa: el desarrollo de servicios más sofisticados bajo el alero de nuestros sectores económicos tractores: minería, acuicultura, agricultura y forestal.

¿Por qué las mujeres deben involucrarse más en emprendimientos de ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas?
Para lograr mejores resultados en un real ecosistema de innovación. Las mujeres son muy buenas gestoras, pero son además vitales en la construcción de redes de conocimiento. Autoexcluirse no es una opción, y la apuesta debería ser liderar más, sin temor.