ARTÍCULO DE OPINIÓN

Pongamos las bases para el futuro

¿Existen pocos profesionales aptos para la gestión pública en nuestra región? ¿Cómo mejorar estas deficiencias hoy y a futuro?

Estamos a pocos días de cumplir los seis meses de gestión, y aún seguimos viendo los serios problemas que tienen nuestras autoridades para conseguir buenos profesionales para conformar un equipo de trabajo con el que pueda realizar una adecuada y eficiente gestión pública en las instituciones.

¿No hay buenos profesionales para la gestión pública en nuestra región? Postulan personas interesadas en asumir las funciones; y algunos hasta son nombrados; pero, rápidamente son observados y descalificados porque no cumplen con el perfil de puesto y, por tanto, tampoco con lo indicado en el MOF de la institución.

¿Qué hacer, entonces?, ¿Cómo mejorar estas deficiencias hoy y a futuro? Lo que está claro, y debemos atender, es que hay carencia de una preparación adecuada de más personas que puedan desempeñarse en la gestión pública. Hay excelentes profesionales en las diversas disciplinas, interesados en el servicio público; sin embargo, muchos no tienen ninguna preparación académica que garantice unos buenos resultados en su gestión. La experiencia es válida; pero, no olvidemos que el conocimiento especializado en gestión pública es predominante, sobre todo en tiempos actuales, cuando los procesos y procedimientos van cambiando y mejorando.

Cara a las próximas gestiones, también en estas, y para la consolidación de nuevos y buenos cuadros que puedan trabajar en el sector público, habría que apuntar hacia la profesionalización en esta área. Por tanto, se debe ya, desde ahora, comenzar a estudiar y a prepararse para el futuro, pues siempre harán falta profesionales que –con vocación de servicio– quieran participar en la gestión pública de su ciudad. Esta capacitación y profesionalización, evitará tantos problemas y errores que se dan en el sector público, y que, algunas veces, simplemente por desconocimiento, terminan con varios implicados en serios problemas judiciales.

La profesionalización en el tema público debe comenzarse ya.