ARTÍCULO

Previsiones para el cambio climático

A dos años del último fenómeno El Niño, estamos viviendo otra época de lluvias y de incertidumbre. Priorizar los gastos que estamos realizando, es una medida prudente ante futuros e inciertos tiempos difíciles.

Fuente: Gestión

Solo han pasado dos años del último fenómeno El Niño que hemos vivido, del cual todavía no nos hemos recuperado y la reconstrucción aún no ha empezado. Sin embargo, ya estamos viviendo otra época de lluvias y de incertidumbre sobre lo que pueda pasar. Ante eso, es necesario que las familias y las empresas tomen previsiones sobre las posibles contingencias que este periodo lluvioso pueda ocasionar.

Para ello, es importante evaluar los gastos que estamos realizando, para priorizar los necesarios ante los que se puedan postergar o aplazar; y ver si es conveniente y oportuno acudir a un financiamiento, adecuado a las posibilidades de pago que tienes y a las condiciones del préstamo. Recuerda: debes actuar con prudencia, los tiempos son difíciles.

Los empresarios deben analizar qué inversiones realizarán este mes, porque tienen compromisos que cumplir y que exigen disponibilidad de dinero: pago de impuestos, utilidades para los trabajadores, etc. Si las ventas no van de acuerdo a la esperado, puede haber problemas de liquidez en la empresa; y las familias deberán hacer frente a los gastos escolares, de alimentación, vivienda y otros importantes.

Nuestra región se caracteriza por tener recursos naturales valiosos (agrícolas y pesqueros) pero somos vulnerables a las condiciones climáticas que se han agudizado en los últimos años. Esto nos exige un aprendizaje continuo sobre las consecuencias de este cambio, como: enfermedades, desempleo, disminución de ventas, etc. Debemos ser previsores de estos riesgos y planificar con cuidado todo, tanto en el entorno familiar como en el empresarial.