Dr. Jorge Zagaceta

Profesor de la UDEP expone en evento internacional sobre EPOC y tabaquismo

El doctor Jorge Zagaceta, vicedecano de Ordenación Académica de la Facultad de Medicina, expuso en el VI Congreso Andino de Neumología y Neumología Pediátrica, en el que participaron destacados ponentes de Guatemala, Argentina y Perú.

“Enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC) y tabaquismo” fue el tema abordado por el doctor Jorge Zagaceta, vicedecano de Ordenación Académica de la Facultad de Medicina de la Universidad de Piura, en el VI Congreso Andino de Neumología y Neumología Pediátrica, realizado en Lima.

En el evento, organizado por la Sociedad Peruana de Neumología (SPN) el 16 y 17 de agosto,  el médico especialista en neumología, explicó que la EPOC es una enfermedad frecuente, prevenible y tratable, heterogénea en su presentación clínica y en su evolución. Se caracteriza, mencionó, por una limitación crónica al flujo de aire persistente, con frecuencia progresiva, asociada a una reacción inflamatoria pulmonar.

Asimismo, remarcó que los síntomas de la EPOC no suelen aparecer hasta cuando ya se ha producido un daño significativo y, por lo general, empeoran con el tiempo, particularmente si el paciente sigue expuesto al humo del tabaco.

En cuanto a los síntomas de la enfermedad refirió que, la tos diaria y producción de mucosidad es el síntoma principal. Otros de los síntomas son dificultad para respirar, silbido al respirar; presión en el pecho; tos crónica con expectoración (mucosidad), cianosis (color azul en los labios o los lechos ungueales); infecciones respiratorias frecuentes, entre otros. A medida que la enfermedad empeora, los esfuerzos del día a día como subir unos cuantos escalones o llevar una maleta, o incluso las actividades cotidianas, pueden hacerse muy difíciles.

Igualmente advirtió: “En la gran mayoría de los casos, el daño pulmonar que provoca la EPOC, se debe a fumar durante un largo período de tiempo. Sin embargo, probablemente también haya otros factores que juegan un papel en la aparición de la EPOC, tales como una susceptibilidad genética a la enfermedad, porque solo alrededor del 20 al 30 por ciento de los fumadores podría presentar EPOC”, explicó el neumólogo.

Finalmente, acotó que la mejor forma de prevenir la EPOC es no comenzar a fumar o dejar de hacerlo antes de que presente la enfermedad. Además, es muy importante que un médico oriente a los pacientes que tengan dificultades para dejar de fumar por su cuenta, que estos  contemplen la posibilidad de inscribirse en un grupo de apoyo, consideren el papel preponderante de la familia y entorno para lograrlo y que eviten los irritantes pulmonares que puedan contribuir a la EPOC, como el humo que producen quienes fuman, el aire contaminado, los vapores químicos y el polvo.