Artículo de opinión

Acuerdo de Gobierno a Gobierno por la reconstrucción

El acuerdo consiste, básicamente, en que el Reino Unido dé asistencia técnica a la gestión del programa (grupo de proyectos) y al diagnóstico y mejora de todos los estudios y planes operacionales existentes.

El 22 de junio, el presidente Vizcarra firmó el acuerdo de Gobierno a Gobierno con el Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda del Norte, para la Reconstrucción del norte del Perú.  Dado que el modelo de ejecución aseguró el éxito de los Juegos Panamericanos Lima 2019, la noticia fue recibida con entusiasmo y alegría por gran parte de la comunidad piurana.

El acuerdo consiste, básicamente, en que el Reino Unido dé asistencia técnica a la gestión del programa (grupo de proyectos) y al diagnóstico y mejora de todos los estudios y planes operacionales existentes. Asimismo, incluye las contrataciones necesarias para la provisión de bienes y servicios, la elaboración de expedientes técnicos y la ejecución de obras. Finalmente, se implementarán estrategias de desarrollo de capacidades para todos los niveles de gobierno.

Sin embargo, hay que recordar que no es el primer intento de reconstruir ‘con cambios’ la ciudad de Piura. Desde el 2017, se han dado leyes (Ley 30556), decretos supremos (D.S. 091-2017) y, recién el 2019, el reglamento para la reconstrucción de Piura. Víctor Garrido Lecca, representante del colectivo “Piuranos por Piura”, menciona algunos aspectos que la sociedad civil debe exigir para que la iniciativa tenga éxito:

Primero. Necesitamos conocer el presupuesto real asignado para Piura. El Ejecutivo ha mencionado un monto global de S/. 7000 millones para 9 departamentos; esto incluye: 15 establecimientos de salud, 74 instituciones educativas, 7 drenajes pluviales urbanos y tratamiento de 17 ríos y 5 quebradas.  ¿Qué porcentaje exacto es para lo que Piura requiere?

Segundo. Debemos saber cómo se incluirá el estudio del Plan Integral de manejo del Río Piura que ya se viene desarrollando. Sorprende mucho que se tenga como meta solo el 60% de los trabajos en cuencas de ríos para marzo del 2022. ¿Están priorizadas las necesidades de proyectos para Piura?

Tercero. Hay que conocer la gestión de riesgo frente a realidades inminentes que nos tocará vivir en los próximos años. Por ejemplo, el cambio de Gobierno central. ¿Qué medidas hay en este convenio para que sea respetado por un siguiente mandatorio?

Las opiniones de Garrido Lecca, que comparto, se basan única y exclusivamente en la desconfianza generada en los más de 100 años de inundaciones de nuestra Piura. La única realidad palpable es que nos encontramos igual y, en algunos tramos más vulnerables que el 27 de marzo del 2017. Animo a la sociedad civil y a nuestras autoridades a estar vigilantes para que esta nueva iniciativa cumpla sus metas.

Este es un artículo de opinión. Las ideas y opiniones expresadas en él son de responsabilidad del autor.