ARTÍCULO DE OPINIÓN

La adaptación: ¿es exclusiva de los comerciantes?

La adaptación no ha sido exclusividad de los comerciantes, sino de toda actividad. Los colegios y universidades compraron plataformas para la educación virtual. Los profesores tuvieron que aprender a usar el Zoom y otras herramientas.

Desde la llegada del COVID-19 a nuestro país, ha quedado claro algo de lo que se venía hablando hace ya mucho tiempo, pero que nadie quería aceptar: hoy por hoy, no basta tener un buen producto y/o servicio sino también hay que hacerlo llegar a los clientes en las condiciones que ellos requieren.

La forma de hacer las cosas, no cabe duda, cambió. Antes, era el cliente el que iba a comprar. Ahora, es el vendedor quien debe salir a ofrecer sus productos y, para ello, usa su propia movilidad (que ya la tenía o la tuvo que comprar), la alquila o ha tenido que asociarse con alguien que sí la tiene.

Las bodegas se han constituido como una buena fuente de aprovisionamiento. Muchos de sus propietarios entendieron que no sólo basta tener una adecuado mix de productos y servicios sino también horarios adecuados y medios de pago alternativos (yape, plin, izipay, transferencia bancaria, etc.) pues sin esto será difícil asegurar un flujo importante de clientes.

Y, la adaptación no ha sido tarea exclusiva de los comerciantes, sino de toda actividad. Los colegios y universidades tuvieron que comprar plataformas para la educación virtual. Los profesores se vieron obligados a aprender a usar Zoom o similares para el dictado de clases.

Muchos médicos y dentistas, además de tomar todas las medidas de salubridad necesarias, también han visto la necesidad de, por ejemplo, en algunos casos, realizar teleconsultas o de ofrecer medios de pago electrónico (ya mencionados).

¿Cuál ha sido el factor común? La adaptación.

Y tú, que tienes un negocio, cualquiera que sea, ¿ya estás adaptándote a los nuevos tiempos o estás quejándote y esperando que todo regrese a como era antes?

Este es un artículo de opinión. Las ideas y opiniones expresadas aquí son de responsabilidad del autor.