Artículo de opinión

Alternativas de potabilización del agua

Uno de los requerimientos de nuestros descendientes será el acceso al agua potable. Esta demanda apunta tanto a la cantidad como a la calidad del agua.

De acuerdo a información proporcionada por las Naciones Unidas, se espera que la población mundial aumente en 2000 millones de personas en los próximos 30 años.  Pasaremos de los 7700 millones de individuos que hay actualmente, a 9700 millones en el 2050, pudiendo llegar a un pico de cerca de 11000 millones para el 2100.

Uno de los requerimientos de nuestros descendientes será el acceso al agua potable. Esta demanda apunta tanto a la cantidad como a la calidad del agua.  Por esta razón; la Resolución 64/292 de la Asamblea General de las Naciones Unidas reconoció explícitamente, en el 2010, el derecho humano al agua y al saneamiento.  De esta manera, se reafirma que ambos son esenciales para la realización de todos los derechos humanos.

Ante este reto, felicito a empresarios visionarios que, en asociación con el Laboratorio de Ingeniería Sanitaria de la Universidad de Piura –acreditado con la norma de calidad ISO 17025– y cofinanciamiento de Innóvate Perú, buscan tecnologías alternativas e innovadoras para la potabilización de agua.  El 2015, la empresa Transportes Periche SRL de Sechura diseñó e implementó una planta prototipo potabilizadora de agua de manantial con capacidad de 10m3/día. En paralelo, se diseñó e implementó un sistema en capacidad de generar 300l/día de agua destilada.

A raíz del Fenómeno de El Niño Costero 2017; la empresa Embonor de Sullana –embotelladora de agua de mesa Spring– diseñó e implementó un prototipo potabilizador de agua superficial, portátil y autónomo, que genera 1,6m3 de agua potable/hora. Estos dos proyectos utilizan un recurso renovable y abundante en nuestra zona: la radiación solar.

Actualmente, la empresa Hotel Punta del Sol – Zorritos desarrolla un proyecto de investigación e innovación que, mediante la electrodiálisis busca desalinizar el agua salobre. De acuerdo a los expertos J. García y A. Encalada este proceso representa una alternativa viable para el tratamiento de aguas salobres; y su versatilidad, para poder definir los parámetros adecuados para la desalinización, le da una ventaja sobre los tratamientos convencionales.  Del éxito de este proyecto depende que la investigación se pueda extender hacia la descontaminación de aguas residuales, contaminadas con cationes de metales pesados, entre otras aplicaciones.

Es necesario precisar que, el octavo Objetivo de Desarrollo del Milenio insta a garantizar la sostenibilidad del medio ambiente, reduciendo a la mitad la proporción de personas sin acceso sostenible al agua potable y a servicios básicos de saneamiento. Por estas razones, exhortó a más empresarios, universidades, y al gobierno en general a focalizar esfuerzos de investigación y aplicación de tecnologías de tratamiento de agua y saneamiento.