Artículo de Opinión

El costo del crédito

Es recomendable que conozcas tu perfil de riesgo crediticio y busques aquella institución financiera que se adapta a este. Te recomiendo, además, suscribirte de manera gratuita a una central de alertas y reportes de deudas.

La tasa de interés de un préstamo se determina por rangos máximos y mínimos definidos por la institución financiera, de acuerdo con sus costos y a la competencia del mercado; y considerando el riesgo crediticio de cada persona o empresa que solicita un préstamo.

El costo del crédito para una institución financiera supervisada por la SBS depende de sus costos de fondeo (ahorros y líneas de financiamiento), el costo del encaje y los costos operativos. No todas las instituciones financieras asumen el mismo costo porque depende del riesgo que tiene cada una.

Generalmente, las instituciones microfinancieras asumen mayores costos de fondeo, porque pagan más por los ahorros, y sus costos operativos son mayores porque atienden a un público de mayor riesgo, a diferencia de los bancos comerciales. Esto, define la diferencia de las tasas de interés entre las instituciones financieras.

Por otro lado, las personas o empresas que solicitan un préstamo tienen diferentes niveles de riesgo crediticio, factor que determina la tasa de interés del préstamo. Es así, que las instituciones financieras evalúan el historial crediticio, la calificación del deudor y la capacidad de pago que tiene, antes de definir la tasa de interés del crédito que solicita. Por ello, existen tasas de interés diferentes.

Es recomendable que conozcas tu perfil de riesgo crediticio y busques aquella institución financiera que se adapta a este. Te recomiendo, además, suscribirte de manera gratuita a una central de alertas y reportes de deudas como Sentinel Perú que te notifica los cambios en tu historial crediticio, o al reporte de deudas de la SBS.

Es importante que estés informado y actualizado sobre las condiciones del mercado. Ten en cuenta que las instituciones financieras compiten entre ellas y si eres un buen cliente debes aprender a negociar las mejores condiciones de tu crédito.

Este es un artículo de opinión. Las ideas y opiniones expresadas aquí son de responsabilidad del autor.