Artículo de Opinión

COVID 19: ¿habrá una segunda ola en Piura?

Desde finales de junio, observamos un descenso consistente en las cifras de fallecidos, hospitalizados y nuevos contagios; y, esta tendencia ha seguido en octubre, cuando se inició la fase 4.

Ha terminado octubre y, por el momento, los datos no auguran un aumento significativo de contagios, sino que indican una baja probabilidad de que ocurra un rebrote en nuestra Región.

Desde finales de junio, observamos un descenso consistente en las cifras de fallecidos, hospitalizados y nuevos contagios; y, esta tendencia ha seguido en octubre, cuando se inició la fase 4.

El número medio de fallecidos por día ha sido 6; es decir, 2 menos, respecto a septiembre. El número medio de hospitalizados por día, durante las primeras semanas de octubre fue de 134, valor similar a septiembre; sin embargo, en la última semana de octubre descendió hasta una media de 115 hospitalizados.

Esto último, indica que ha habido más altas y menos nuevos contagios, lo que se corrobora con este dato: en octubre se registraron 9,4 nuevos contagios por día, por cada 100 000 habitantes; mientras que en septiembre hubo más de 20. Comparando con España, que vive ahora una segunda ola de contagios, este valor es alrededor de 40.

De acuerdo con esta información de la Diresa ¿qué tan probable es que haya una “segunda ola” en Piura? Si las condiciones no cambian de aquí a diciembre e incluso a marzo, la probabilidad es baja. Todo parece indicar que gran parte de la población ya se ha contagiado, quizás un 40-50%, mientras que quienes aún no lo han hecho siguen sin exponerse mucho y cumplen las medidas para evitar el contagio, por lo que el virus se transmite más lentamente.

Sin embargo, hay que tener cuidado cuando haya cambios de la situación actual, por ejemplo, con la apertura del turismo o si se retorna a las clases presenciales podría haber más contagios. La información disponible parece indicar que la población con mayor tasa de contagios es la de menos recursos económicos, debido a que muchos tuvieron que trabajar en la cuarentena o porque se contagiaron en el mercado o en las colas para recibir sus bonos, etc.

En la clase media, la tasa de contagio es mucho menor y parte de esta población es candidata a realizar turismo; por ello, deben ser muy responsables si lo realizan. Y, las autoridades deben ser muy estrictas al aplicar las normas.

Otra situación que podría generar un rebrote es la pérdida de inmunidad; pero, respecto a eso no hay registro de que personas de otros países, que se contagiaron al inicio (diciembre-enero), se hayan vuelto a contagiar; lo cual implica una inmunidad no menor a 11 meses. Si tenemos en cuenta que en el Perú los contagios empezaron en marzo, es poco probable que haya pérdida de inmunidad antes de febrero del 2021.

Este es un artículo de opinión. Las ideas y opiniones expresadas aquí son de responsabilidad del autor.