ARTÍCULO DE OPINIÓN

De la formalidad a la informalidad en las Mypes

El emprendimiento por necesidad se va incrementar a consecuencia de la falta de oportunidades para encontrar un trabajo; por ello, no podemos ser ajenos a esta realidad y solo nos queda brindar el ordenamiento adecuado.

Fuente: Agencia Andina

Ahora que se ha levantado la cuarentena en diferentes regiones del país, muchas micro y pequeñas empresas empiezan a operar; algunos dentro de la formalidad y guardando las normas de seguridad e higiene, otras en la informalidad.

Al número elevado de mypes informales que teníamos antes de que empiece esta pandemia, debemos ahora agregar a las empresas formales que han quebrado en esta época de aislamiento social obligatorio y que deberán empezar a operar de manera informal.

Además, existen mypes formales que ven con incertidumbre su reactivación, porque deben implementar un modelo de negocio que se adapte al nuevo perfil del consumidor, sabiendo que tienen muchas limitaciones. Entonces, la informalidad, el caos, el desorden y la inseguridad son los problemas que tenemos que enfrentar con más intensidad en los siguientes meses.

Teniendo en cuenta esta realidad, se deben diseñar estrategias que al menos disminuyan la concentración de personas en los mercados de abastos que se han convertido en un foco de infección, facilitando espacios públicos temporales que permita guardar la distancia reglamentaria y disponiendo que se apliquen las medidas de higiene.

Entre las medidas que pueden implementarse están, por ejemplo, utilizar las canchas deportivas, los coliseos, los espacios abiertos, donde se pueda reubicar el comercio informal. Esto porque para muchos de estos pequeños emprendedores no es tan fácil adaptarse a esta nueva normalidad, porque carecen de recursos humanos y tecnológicos para adaptar sus negocios.

El emprendimiento por necesidad es lo que se va incrementar a consecuencia de la falta de oportunidades para encontrar un trabajo; por lo tanto, no podemos ser ajenos a esta realidad y solo nos queda brindar el ordenamiento adecuado para que estas personas puedan tener la oportunidad de conseguir los recursos para subsistir en el día a día.

Este es un artículo de opinión. Las ideas y opiniones expresadas en él son de responsabilidad del autor.