“El Gobierno debe capacitar a los informales para que respeten el protocolo sanitario”

El doctor Guillermo Dulanto, economista de la UDEP, destacó la importancia del cumplimiento de los estándares del Gobierno para fortalecer los sectores en esta crisis sanitaria por el COVID-19.

Fotografía: MLPS

“Los protocolos sanitarios del Gobierno, en términos generales, están bien establecidos por los profesionales involucrados. Sin embargo, el gran problema es la informalidad que, además de que no paga impuestos, no cumple con las normas”, señala el doctor Guillermo Dulanto, profesor de Economía de la Universidad de Piura, en el marco de las medidas para reactivación económica del país, por la crisis generada por el COVID-19.

La semana pasada, el Gobierno anunció que este plan se realizará en los sectores de Minería e industria; Construcción; Servicios y turismo; y Comercio. Sin embargo, Dulanto indica que no serán suficientes las acciones en esta primera etapa, para mover la economía del país: “De hecho, lo que se busca con este reinicio de actividades es que las cadenas de suministros no paren”.

En este contexto, “es importante que los consumidores empiecen a exigir esta formalidad en el protocolo sanitario. Si los informales cumplieran con las normas, no habría ningún problema. Es evidente que las decisiones de aquellos que están al margen de la formalidad significarán un costo para el Gobierno, las empresas y el consumidor”.

Los números en el Perú

“El 95% de las organizaciones del país son microempresas; 4,3% son pequeñas; 0,2% son medianas; y 0,5% son grandes. De todas estas, el 50% son informales, la mayoría se encuentran ubicadas dentro del rubro microempresas. Aún las formales tienen empleados informales. En esta línea, el 70% del empleo es informal”, detalló el economista.

El también docente de la Universidad de Piura dijo que, “en algunos sectores, como el de Servicios y de Comercio, será muy complicado reactivar la economía. Incluso se podría llegar hasta la prohibición de las actividades si los informales no siguen las normas. De otro lado, en actividades como las de construcción existe un mayor cumplimiento de estándares y será más fácil reactivar el sector”.

“Un primer paso es poner en stand by ciertas normas tributarias y abocarnos al tema del protocolo sanitario, apoyarlos es fundamental. El Gobierno debe asumir un costo mayor en el tema de estas ayudas. No podemos darnos el lujo de no hacer nada con los informales”, añadió.

Asimismo, “el acceso al crédito es una de las partes importantes, pero el lado de la demanda también es fundamental. Hay que ayudar al sector informal a cumplir los protocolos sanitarios para que los demandantes los perciban como unidades económicas que prestan un servicio de calidad y que no los va a contaminar”, sostuvo.