ARTÍCULO DE OPINIÓN

El profesor universitario y su experiencia profesional en la empresa

Es fundamental que el docente universitario debe forjar su relación con la industria y empresa; y la universidad promoverla, indicó el docente de la Universidad de Piura, Eduardo Sánchez.

Edward Freeman, líder en Ética y Gestión Estratégica de Empresas, introduce el concepto de los stakeholders, definidos como grupos de interés a los que la organización debe darles valor en su ejercicio diario, aparte de los accionistas y usuarios finales. Las universidades, por ejemplo, deben considerar – además de los alumnos – a sus docentes universitarios, padres de alumnos, la sociedad, al gobierno local, empresas e industria, empleadores de los egresados, etc.

En este marco, bajo dos enfoques y en base a mi área de conocimiento (la Ingeniería),  me refiere a la importancia de la relación que debe existir entre los docentes universitarios y las empresas e industrias.

El primer enfoque es técnico. Se relaciona con lo que las acreditadoras indican al respecto: el Instituto de Calidad y Acreditación de Programas de Computación, Ingeniería y Tecnología (Icacit) y el Sistema Nacional de Evaluación Acreditación Y Certificación de la Calidad Educativa (Sineace). El segundo enfoque está relacionado a lo que los alumnos expresan en las encuestas de satisfacción de asignaturas y su opinión respecto a los docentes universitarios con experiencia en el mundo empresarial o industrial.

De acuerdo a J. Quinde (experto evaluador de Icacit), el criterio 6 (Cuerpo de Docentes) del Icacit indica que los docentes del programa académico deben tener una importante interacción con representantes de la industria, la profesión y los empleadores de los estudiantes. Asimismo, el estándar 15 (Plana Docente Adecuada) del Modelo de Acreditación de Sineace, también indica que la plana docente debe ser adecuada en número e idoneidad; y que la universidad debe establecer requisitos de experiencia profesional para sus docentes.

Según O. García, experto en acreditación universitaria y calidad de programas de ingeniería, los alumnos ven con mucha satisfacción que el docente posea  experiencia en el ámbito académico y en la industria o Gobierno. Por ejemplo, agradecen y valoran positivamente las conferencias de invitados (gerentes de empresas, autoridades, etc.) porque así pueden adquirir, indirectamente, conocimiento sobre casos reales actuales que no se hallan en un libro. Incluso, mencionan que las asignaturas difíciles son de utilidad, si incorporan componentes de aplicación a la realidad.

Por lo expuesto, el docente universitario debe forjar su relación con la industria y empresa; y la universidad promoverla.