Artículo de Opinión

Todos podemos construir una mejor democracia

La construcción y consolidación de nuestra democracia depende de todos, de los entes electorales, que vienen trabajando para generar confianza; de los partidos políticos, asegurando mejores candidaturas y un proceso transparente y limpio.

Estamos viviendo un hito en el proceso electoral, un millón 641 000 afiliados de 24 partidos políticos elegirán a sus candidatos al Congreso, Parlamento Andino, y su fórmula Presidencial. Es la primera vez que el Sistema Electoral organiza las Elecciones Internas Partidarias cara a las Elecciones Generales del 11 de abril.

Este soporte de fiscalización y de organización del JNE y la ONPE dará mayor transparencia a este proceso sobre el que pesaba sombras de desconfianza, ya que muchas veces se veía como un mero trámite interno que se cumplía de cualquier manera.

Los partidos también deberán cumplir con las reformas políticas referentes a la paridad y alternancia de género en todas sus listas; y deberán considerar los impedimentos para los candidatos de acuerdo con su situación jurídica, cuando existe una sentencia o resolución judicial, o una sentencia en primera instancia por delitos dolosos.

El rol de las organizaciones políticas es importante para la construcción de la democracia, son las que deben asegurar que los mejores ciudadanos y militantes del partido sean los candidatos políticos y no por una compraventa de cupos. Deben tener claro que pasan por un desprestigio y hay un hastío por la clase política corrupta.

Los electores estaremos vigilantes a los candidatos que tengan una carga de investigaciones y denuncias, pues qué podemos esperar de quienes tienen antecedentes por delitos penales, de violencia o de incumplimiento de asistencia familiar, que vienen siendo investigados por colusión, peculado, corrupción de funcionarios, tráfico, terrorismo, violación de la libertad sexual. Por lo pronto, la veracidad en sus hojas de vida, en sus bienes y rentas, será más difícil de falsear ya que la información será extraída de las mismas entidades públicas (Sunarp, Sunedu).

Los partidos están obligados a tener un manejo ordenado de sus finanzas. Tener claro lo que es posible o no recibir como fondos, que sean aportes identificados, contar con una cuenta bancarizada y cumplir con los informes financieros. Asimismo, el adecuado uso de la propaganda política en cualquier medio, sin lenguajes agresivos ni mentiras para dañar a los rivales.

Como electores, tenemos el deber de informarnos sobre las reglas de juego de este proceso electoral, manejar fuentes como “Voto Informado”, “Decide bien”. Debemos saber si el candidato tiene una trayectoria de honradez y trabajo profesional eficiente y si ha desempeñado antes cargos públicos.

La construcción y consolidación de nuestra democracia depende de todos, de los entes electorales, que vienen trabajando para generar confianza; de los partidos políticos, asegurando mejores candidaturas y un proceso transparente y limpio; y de los electores que debemos actuar con mayor conciencia y vigilancia ciudadana.

Este es un artículo de opinión. Las ideas y opiniones expresadas aquí son de responsabilidad del autor.