SEMINARIOS DE INGENIERÍA

Generación distribuida: una óptima ubicación para un mejor funcionamiento

El ingeniero Paul Villar, investigador de la UDEP propone utilizar inteligencia artificial para identificar, dentro de una red eléctrica, zonas donde la integración de unidades de generación distribuida favorezca la operación del sistema de distribución.

Fuente: Freepik

En el marco de los seminarios de investigación e innovación, organizados por la Facultad de Ingeniería, el ingeniero Paul Villar, profesor del programa de Ingeniería Mecánico-Eléctrica, expuso “Ubicación óptima de unidades de generación distribuida en redes eléctricas”.

El proyecto abordó una solución a los problemas generados por la presencia desordenada de sistemas de generación distribuida. Esta última se refiere a la producción de energía eléctrica en lugares puntuales o muy próximos a la demanda de electricidad (consumidores).

Un típico ejemplo de “generación distribuida” podría asociarse con una casa que cuenta con un techo solar, el cual funciona de manera aislada (sin conexión a la red), trabajando en paralelo con la red eléctrica convencional para su directo aprovechamiento, o inyectando la energía producida de forma parcial o total a la red. Este sistema de generación solar fotovoltaica es considerado como generación distribuida.

De acuerdo con el profesor Villar, la generación distribuida representa un cambio de paradigma en la operación, control y planificación de redes eléctricas. Sin embargo, pese a las ventajas que trae consigo, la presencia desordenada de las mismas podría ocasionar problemas al normal funcionamiento de los sistemas eléctricos que integran.  “Uno de los enfoques abordados para resolver este problema es determinar las ubicaciones óptimas de estas pequeñas plantas de generación”, indica el especialista.

Paul Villar, profesor de la Facultad de Ingeniería.

Su trabajo muestra una nueva herramienta computacional basada en el algoritmo de inteligencia artificial conocido como Pattern Search, el cual permite identificar zonas dentro de la red, donde la integración de unidades de generación distribuida favorezca la operación del sistema de distribución. “Bajo la aplicación del estudio desarrollado se logran dos importantes objetivos: minimizar las pérdidas eléctricas en líneas de distribución y mejorar el perfil de tensiones en la red”, comenta.

Para ejecutar el algoritmo Pattern Search, se trabajó con unidades de generación distribuida fotovoltaica (paneles solares) y diferentes tipos de consumidores (residenciales, comerciales e industriales).

Cabe señalar que los resultados arrojados consideran la naturaleza variable de la irradiancia solar y de las cargas eléctricas que componen la red, por lo que la asignación de ‘ubicaciones óptimas’ es realizada de manera simultánea y secuencial para intervalos de tiempo a lo largo del día. “Este último detalle permite concluir que la utilidad de este algoritmo puede extenderse a aplicaciones en tiempo real”, agrega Villar.

A partir de los resultados obtenidos en la investigación, se pudo identificar disminuciones interesantes en la potencia perdida y la energía suministrada por la concesionaria de energía eléctrica, una mejora de la calidad del suministro, así como iniciativas para nuevos modelos de negocio en el sector eléctrico.