Artículo de opinión

Inclusión financiera

Las transferencias realizadas con tu BIM formarán parte de tu información crediticia, que servirá para que evalúen tu capacidad de pago, en base al dinero que transfieres.

En este tiempo de crisis, se necesita usar los medios de pagos digitales para reducir el riesgo de contagio. Por ello, hace falta que las personas mayores de 18 años accedan a estos medios sin que se les exija usar una tarjeta de crédito o una cuenta bancaria.

En nuestro país, alrededor del 30% de la población está incluida financieramente, porque registra transacciones utilizando los diferentes productos que ofrecen las instituciones financieras tales como depósitos de ahorro, líneas de financiamiento, tarjetas de crédito, emisión de cheques u otros medios de pago. Sin embargo, la gran mayoría no dispone de estos medios de pago porque están excluidas del sistema financiero.

Ahora, cuando se necesita usar los medios de pago digitales debemos utilizar la billetera electrónica (BIM) que permite realizar transferencias de dinero, retiros y pago de servicios utilizando solamente el número de celular.

Para acceder a esta billetera, solo debes ser mayor de edad y tener un número de celular. Descarga la App del BIM y suscríbete (con los datos de tu DNI). Selecciona una institución financiera, que se encargará de administrar la información de los movimientos de tu dinero en tu billetera, y coloca una clave secreta. Las transferencias realizadas con tu BIM formarán parte de tu información crediticia, que servirá para que evalúen tu capacidad de pago, en base al dinero que transfieres a través de tu BIM, cuando quieras acceder a líneas de financiamiento.

Ten en cuenta que las transferencias de dinero se realizan entre los números de celulares que tienen BIM. Cuantas más personas lo utilicen como medio de pago, será más fácil usar esta herramienta digital, para olvidarnos del dinero físico.

Y tu, ¿ya tienes tu BIM (www.mibim.pe)?

Este es un artículo de opinión. Las ideas y opiniones expresadas aquí son de responsabilidad del autor.