ARTÍCULO DE OPINIÓN

La importancia de las bodeguitas de barrio

Con esta pandemia, se necesita reconocer la importancia de las bodegas, que nos proveen de productos sin que tengamos que trasladarnos a los mercados o supermercados donde enfrentamos aglomeraciones de gentes y horas de espera.

Fuente: Andina

Ante la situación que vivimos, por el Covid-19, es necesario conocer los canales de distribución y de abastecimiento de los micronegocios, especialmente de las bodeguitas de barrio. Los dueños o encargados realizan las compras de los productos frescos y reciben una o dos veces a la semana el abastecimiento de los demás productos de sus proveedores.

En el estado de emergencia decretado, debemos quedarnos en casa y realizar las compras de primera necesidad a través de nuestras bodegas de barrio, que deben gestionar el correcto abastecimiento de sus negocios. Ahora, con esta pandemia, se hace necesario reconocer la importancia de estos negocios, los cuales nos proveen de productos sin que tengamos que trasladarnos a los mercados o supermercados donde enfrentamos aglomeraciones de gentes y horas innecesarias de espera para la atención.

Evidentemente, esto exige que las bodegas de barrio tengan implementado el sistema de cobros por cualquier medio de pago: a través de los diferentes canales de algunos bancos o, simplemente, con el cobro por el izipay o cualquier medio electrónico, para evitar el contacto con billetes y monedas.

Amigo bodeguero, te recomiendo que te organices, lleva un control de tu mercadería para que puedas solicitar con tiempo el abastecimiento de tus productos a tus proveedores. Además, es buen momento para que uses medios de pago que faciliten la venta de tus productos; y que elabores un directorio de tus vecinos o clientes para llamarlos preguntándoles lo que necesitan, e ir abasteciendo tu negocio de los productos de mayor demanda. Aprovecha la cercanía que tienes con tus clientes, que son tus vecinos, y coordina la entrega de los productos.

Todos podemos contribuir a no salir de casa y a abastecernos de productos por medio de la bodega de mi barrio.