ARTÍCULO DE OPINIÓN

La mujer y su liderazgo

Desde hace varios años se ha puesto mucho énfasis al tema de la igualdad de género según la cual la participación del hombre y la mujer debe ser equitativa.

Muchas veces se ha escuchado decir que la mujer es la reina del hogar, especialmente si es madre de familia, porque debe hacer todas las cosas que corresponden al cuidado de la casa. Sin embargo, desde hace varios años se ha puesto mucho énfasis al tema de la igualdad de género según la cual la participación del hombre y la mujer debe ser equitativa, principalmente en cuanto a las labores del hogar y el cuidado de los hijos.

Ahora, en este tiempo de crisis, cuando vivimos un periodo de cuarentena en nuestras viviendas es importante que la mujer ejerza su liderazgo en el hogar para asignar funciones y responsabilidades a todos los miembros de la familia, demostrando su capacidad de organización y trabajo en equipo y haciendo que los hijos y el esposo participen activamente en todos los quehaceres. La participación de toda la familia permite valorar el esfuerzo que implica tener una casa ordenada y ambientes limpios que favorecen la convivencia familiar.

Es tiempo de enseñar con el ejemplo a nuestros hijos que la colaboración, participación y buen trabajo nos facilitan la vida y hacen más llevaderos los días de aislamiento social. La familia nos otorga el apoyo constante para poder salir delante en este tiempo de pandemia. Todos podemos contribuir a la armonía del hogar, a través de las labores domésticas, el trabajo remoto, el aprendizaje virtual y el cuidado de la salud.

Cada integrante de la familia debe cumplir un rol fundamental en el hogar, asumiendo con responsabilidad las tareas asignadas, de acuerdo con las capacidades de cada uno. Este aprendizaje también contribuye en el desarrollo de cada persona.

Aprovechemos este tiempo de convivencia familiar para fortalecer los lazos y la armonía familiares.

 

Este es un artículo de opinión. Las ideas y opiniones expresadas aquí son de responsabilidad del autor.