ARTÍCULO DE OPINIÓN

Las redes sociales en tiempos de pandemia

Si uno tiene dudas acerca de un contenido, antes de compartir, hay que ir a la fuente oficial de información. Esto es clave para garantizar frenar la poderosa ola de desinformación que acompaña al Covid-19.

Las redes sociales han confirmado que las personas llevamos a un Peter Parker o un Clark Kent que quiere convertirse, tras un mensaje, un post o una historia, en un héroe que sea capaz de ayudar a los demás con una primicia. Esta tendencia es natural y, en cierta medida, habla del ánimo de solidaridad que inspira a las personas en estos momentos difíciles. Lamentablemente, en los últimos días se ha desatado un volumen sorprendente de desinformación en relación con el Covid-19.

Esta pandemia ha puesto a las personas en situaciones límites que exigen de nosotros muchos esfuerzos y sacrificios, pero, sobre todo, un constante ejercicio de empatía para con los demás. Y esta exigencia también se presenta en la tarea de gestionar la información que compartimos en nuestras redes sociales. Por esto, quería aprovechar esta columna para dar un consejo propio de la educación mediática que puede ayudarnos a ejercer una ciudadanía responsable en estos tiempos de pandemia.

Hay que evitar compartir cualquier información que no tenga una fuente confiable y verificable. Esto es clave para garantizar frenar la poderosa ola de desinformación que acompaña al Covid-19. Es común encontrar en redes sociales datos de última hora que invitan a una difusión inmediata para ayudar a los demás. El compromiso moral que uno experimenta al recibir esta “información” es enorme; todos sentimos en ese momento que debemos ayudar a nuestros seres queridos.

Sin embargo, siempre es recomendable, antes de actuar, observar si existe una fuente confiable detrás de ese contenido. Si no la hay, es mejor no compartir porque se puede estar contribuyendo a generar desinformación. Si uno tiene dudas acerca de un contenido, antes de compartir, hay que ir a la fuente oficial de información, como pueden ser: la Organización Mundial de la Salud (para consejos de cuidado), el Ministerio de Salud del Perú (para políticas de salud y número de contagios), el Ministerio del Interior y la Policía Nacional del Perú (para medidas de control en el estado de emergencia). También los diarios serios son una fuente valiosa para contrastar contenido.

Por favor, sumemos todos desde nuestro lugar con responsabilidad y prudencia, ayudemos a difundir información verídica y confiable, y evitemos propagar contenido que solo busca confundir a la población.