Artículo de opinión

Las ventas a crédito

Hoy en día, ofrecer crédito a los clientes es casi obligatorio, sobre todo si estos son empresas o instituciones. Las ventas a crédito, por lo tanto, representan una inversión que es necesario optimizar.

Foto: diario Gestión.

El proceso de otorgamiento de crédito necesita el planteamiento (y, cómo no, respuesta) de las siguientes preguntas:

¿Existe un medio de pago? Referido a que quien lo solicita debe generar riqueza, ya sea porque trabaja o, si se trata de una empresa, si esta está en actividad. Solo si esta respuesta es positiva, entonces se prosigue con la siguiente.

¿Existe capacidad de pago? La sola existencia del medio de pago no es suficiente. Es necesario que el solicitante demuestre que podrá cumplir con el cronograma de pago correspondiente ya sea con sus actuales ingresos (si se trata de un préstamo para consumo) o con ingresos futuros (si se trata de un préstamo para inversión). Nuevamente, si esta respuesta es positiva, se podrá plantear la siguiente pregunta.

¿Existe voluntad de pago? Para ello, es necesario recurrir a información proporcionada por las centrales de riesgo (Infocorp, Certicom, etc.); buscar referencias de vecinos o conocidos también pueden servir para este fin. Si esta respuesta es positiva, se hace la última pregunta.

¿Qué tipo de garantías ofrece el solicitante? Esto se da cuando el importe de lo financiado es importante y es necesario tomar una garantía real (hipoteca o prenda) que servirá como medio de pago extremo en caso de que el deudor no cumpla con sus obligaciones.

Este es un artículo de opinión. Las ideas y opiniones expresadas aquí son de responsabilidad del autor.