VIDA UNIVERSITARIA

Los voluntariados UDEP se reinventan y continúan su misión desde casa

El uso de herramientas digitales ha facilitado a los diversos grupos de voluntarios el replanteamiento de sus actividades para seguir aportando a la sociedad.

Voluntariados de “Yo te ayudo con el cole”

En tiempos de crisis, la labor solidaria de los voluntarios UDEP se mantiene. Pese a las dificultades para trabajar de manera presencial, los estudiantes de la Universidad de Piura siguen contribuyendo al desarrollo social e ideando nuevas propuestas de naturaleza digital.

Clara muestra de ello es el nuevo voluntariado de Campus Lima “Catequesis”, cuyos integrantes prepararán a niños de 4to a 6to grado de primaria del colegio El Milagro, en Chorrillos, para recibir el sacramento de la primera comunión. El proyecto se realizará gracias a una alianza con el Centro Cultural Ausangate, Lima.

Maricielo Garvan, coordinadora de este voluntariado, invita a recibir con optimismo las oportunidades de aprendizaje que ofrece esta crisis: “Tengan mucha ilusión por seguir ayudando y dando un servicio a la sociedad. Todo es posible para quien quiere ayudar; además, las herramientas digitales que hoy existen son claves para desarrollar cualquier voluntariado en situaciones de emergencia como la que vivimos”.

En Campus Piura, los voluntarios han implementado cuatro nuevos proyectos. El primero de ellos se realiza con los padres de familia del Colegio Chapairá, ubicado en la comunidad del mismo nombre. Los universitarios que participan en esta iniciativa realizan y les envían videos educativos, con el objetivo de que puedan formar a sus hijos en valores.

Por otro lado, con el fin de integrar a los voluntariados y promover su formación basada en buenos hábitos, se ha creado “Café 20”, proyecto que apunta a ser un sostén emocional, especialmente para los representantes de los organizaciones, pues mantener la motivación y las ganas de ayudar es lo más importante.

Voluntariado Café 20

#UnMensajeDosCorazones y #CuéntameUnCuentoDesdeCasa son los otros dos voluntariados que ya vienen implementándose. El primero busca motivar tanto a personal de salud como a pacientes de los hospitales Cayetano Heredia y de la Casa Hogar Anita Goulden, a través de mensajes motivacionales enviados por whatsapp. El segundo tiene como propósito educar a niños de comunidades alejadas mediante la lectura de cuentos. Los voluntarios se graban leyendo historias y las envían al líder de cada comunidad.

“Nos hemos enfocado en levantar los proyectos de los voluntariados que se vieron afectados por la crisis, procurando mantenerlos activos y continuar así beneficiando a las poblaciones vulnerables”, asegura Luis Torres, cabeza del Área de Voluntariado y Sociedad en Campus Piura.

Adaptándose al cambio
Además de estas iniciativas, los proyectos solidarios ya existentes “Cuna Armatambo”, “Gotitas de amor”, y el “Proyecto Chulucanas” también realizan la adaptación de su estructura de trabajo para que todas las actividades puedan desarrollarse desde casa.

En Lima, Cuna Armatambo, que organiza talleres de estimulación temprana en la cuna-jardín del mismo nombre, prepara las lecciones virtuales que impartirá para continuar ayudando a los niños con su desarrollo cognitivo, emocional y físico.

En Piura, el “Proyecto Chulucanas”, que asiste a un orfanato y a un asilo de la comunidad, encontró una nueva manera de financiar los gastos para brindar ayuda material. Para ello, realizó el concierto online “Melodías solidarias”, con la participación de diversos cantantes piuranos, y a cuyos espectadores, han pedido una colaboración voluntaria.

Agrupaciones estudiantiles
Del mismo modo, los grupos estudiantiles como SODA (Sociedad de Debate y Argumentación), el Instituto de Ingeniería Eléctrica y Electrónica (IEEE) y la Sección Estudiantil en Dirección de Proyectos (Sedipro) continúan trabajando. Estas dos últimas organizaciones han realizado conferencias virtuales abiertas para el público en general, con una asistencia de entre 60 a 100 personas.

Por su parte, la Sociedad de Debate y Argumentación (SODA) realiza entrenamientos tres veces por semana a través de Discord y Zoom. Desde el inicio de la cuarentena, los miembros del club también participan en torneos virtuales de debates, nacionales e internacionales; y ya vienen coordinando un nuevo proceso de convocatoria para este semestre.