ARTÍCULO DE OPINIÓN

Medios de pago

El coronavirus nos obligará a cambiar el efectivo, como medio de pago, por otros medios electrónicos igual de seguros y confiables

Aunque el uso de tarjetas de crédito y débito como medios de pago está bastante difundido, aún existen microempresarios que se niegan a ofrecerlos a sus clientes, entre otros motivos, porque no quieren pagar la comisión cobrada por los bancos. Sin embargo, esta posición es equivocada, por lo siguiente:

El permitir el pago con tarjeta de crédito o débito reduce la cantidad de efectivo que hay en el negocio y el riesgo de perder dinero por un asalto, ya sea en el local o cuando el dinero se va a depositar al banco.

Si no se ofrece este medio de pago, es probable que el comprador busque otro local donde pueda comprar con tarjetas, si no cuenta con efectivo y su único medio de pago disponible es la tarjeta.

La venta realizada con tarjeta (que disminuye el margen de ganancia, debido al cobro de comisión por el banco) debe ser tomada como un ingreso marginal (adicional al presupuestado) o verse como la comisión a pagar a un vendedor por conseguir un cliente adicional para el negocio.

Finalmente, el uso de tarjetas de crédito o débito como medios de pago está cada vez más generalizado, por lo que podría llegar un momento en que ya no existan clientes, o existan muy pocos, dispuestos a comprar al contado, dada la gran competencia establecida entre estos negocios y las grandes tiendas por departamento, por ejemplo.

Las transferencias entre cuentas de un mismo banco, o los pagos mediante plataformas como Yape, también se constituyen como medios de pago.

El coronavirus nos obligará a cambiar el efectivo, como medio de pago, por otros medios electrónicos igual de seguros y confiables

Este es un artículo de opinión. Las ideas y opiniones expresadas en él son de responsabilidad del autor.