Piura, Tumbes y Lambayeque se unen para restaurar el bosque seco

Bioversity Internacional realizó el curso “Restauración del Bosque Seco en un contexto de Cambio Climático”. El objetivo fue fortalecer las capacidades de los profesionales en beneficio de la recuperación de los ecosistemas.

La costa norte del Perú posee aproximadamente más de 3 millones de hectáreas de bosques secos, los cuales son el hábitat de muchas especies y generan importantes actividades económicas y ambientales; sin embargo, más del 60% de este tipo de bosque se encuentra en degradación debido a la tala selectiva, la expansión de la frontera agrícola y ganadera, y están siendo amenazados por el cambio climático.

Ante ello, profesionales y autoridades interesados en las ciencias biológicas y forestales participaron en el curso “Restauración del Bosque Seco en un contexto de Cambio Climático”, realizado en el Campus Piura de la UDEP, por Bioversity International.

Las sesiones estuvieron dirigidas por Rachael Atkinson y Evert Thomas, científicos asociados de Bioversity Internacional, expertos restauración de ecosistemas. Atkinson aseguró que el cambio climático está “generando variaciones en el clima en todo el mundo, así como de las temperaturas. Además, afecta la disponibilidad del agua, la distribución de especies, es la causa de incendios forestales y otros problemas”. Indicó que algunas de las causas de este cambio son el sobrepastoreo, la deforestación, la contaminación industrial, entre otras.

En este evento, estuvieron también representantes de instituciones aliadas en esta lucha para restaurar el bosque seco, entre ellas, el Servicio Nacional Forestal y de Fauna Silvestre (Serfor) del Ministerio de Agricultura y Riego y la UDEP.

Juan Otivo Meza, jefe de Serfor Piura, refirió que este evento es propicio para fortalecer las capacidades de estos profesionales quienes están involucrados en la gestión sostenible de los recursos forestales, especialmente, de los bosques secos. “Tenemos una masiva participación de todos los técnicos y eso va a permitir que esas capacidades obtenidas lleven a elaborar proyectos y propuestas para recuperar nuestros ecosistemas”.

En las sesiones, a través de una caja de herramientas, elaborada por Bioversity Internacional, los asistentes conocieron las características del sitio a restaurar, los objetivos de restauración, la selección de especies para la restauración usando D4R, las actuales y futuras amenazas que afectan a las especies, los métodos de propagación de las especies, opciones para la restauración, entre otros, con el fin de que puedan elegir las especies apropiadas para la restauración del bosque seco.

Al respecto, Atkinson señaló que es posible recuperar los bosques, aun después de un gran incendio. “Si en verdad queremos recuperarlos, sí se puede. El bosque seco tiene especies muy resistentes a condiciones bien complicadas. Lo importante es que, al hacer el proyecto de restauración, que minimiza las amenazas que están afectando este bosque, hay que asegurar que las condiciones sean las idóneas para recuperar estas áreas forestales y tomar las acciones necesarias para recuperar el bosque”.

Por su parte, el jefe de Serfor Piura sostuvo que es necesario conocer a profundidad los bosques que se quieren restaurar. En este sentido, dijo que la caja de herramientas estudiada es una buena metodología para aprender más sobre los bosques secos y sus especies.