DORMIR ES UNA NECESIDAD

Psicóloga Cornejo: “Hoy más que nunca debemos cuidar nuestro sueño”

Rosa Cornejo, psicóloga ocupacional de la UDEP, habló sobre una de las necesidades más importantes del cuerpo humano, el sueño, que debemos cuidar especialmente durante esta cuarentena.

La psicóloga Cornejo indicó que el trastorno del sueño es uno de los males que se está evidenciando más durante este aislamiento social, por el COVID-19. Por ello, explicó es fundamental “mantener horarios fijos y regulares para acostarnos y levantarnos; así como evitar trasnochar, para dormir lo necesario. Es vital ser ordenados en estos aspectos”, señaló.

“¿Cómo cuidar de mi sueño y descanso en la cuarentena?” fue el tema de la charla, dirigida por la licenciada Rosa Cornejo, psicóloga ocupacional del Área Departamental de Ciencias Biomédicas de la Universidad de Piura, en la que participaron más de 60 personas.  En ella, señaló que el fin de la actividad es aplacar los problemas para dormir con métodos conductuales. “Es necesaria una cantidad suficiente de horas de sueño y que sean de calidad”, anotó.

Según la especialista, la Organización Mundial de la Salud indica, que las horas promedio de sueño deben ser de seis a ocho horas. “Si dormimos hasta 10 horas y amanecemos cansados es un indicador de un problema. Dormir bien no significa hacerlo muchas horas, sino las necesarias. Además, la calidad del sueño permite restaurar las funciones del organismo”, dijo.

La psicóloga recomendó cuidar el sueño, también durante el día: “hay que evitar siestas largas. Estas deben durar un máximo de 20 a 30 minutos. No obstante, debemos procurar no hacer siesta si padecemos de insomnio o nos cuesta conciliar el sueño en la noche. Asimismo, nos ayudará mucho preparar una rutina antes de acostarnos. Dejar a un lado los equipos electrónicos soluciona muchos problemas de sueño”, agregó Cornejo.

Los alimentos y el sueño
Señaló que también hay una relación entre lo que comemos y nuestro sueño, por ello recomendó: “no beber líquidos en exceso durante la noche. Es importante, además, consumir una cena ligera dos horas antes de dormir y evitar tomar estimulantes como el té, café, gaseosas o chocolates”, advirtió la psicóloga ocupacional.

Por otro lado, indicó que si alcanzamos un buen sueño diario lograremos una repercusión positiva en el aprendizaje, optimizaremos nuestra memoria y atención, mejoraremos nuestro estado de ánimo y, además, reduciremos los niveles de ansiedad, y generaremos la producción natural de melatonina durante la noche”, explicó.