Un sentimiento que deja huella

“El Sentimiento guinda”, la agrupación más popular de Ingeniería fue fundada apenas hace siete años. Sin embargo, ya se ha ganado el corazón de cada uno de sus miembros y la simpatía de sus espectadores.

Barra del Sentimiento Guinda

Hace siete años nacía, dentro de la Facultad de Ingeniería, una de sus agrupaciones universitarias más representativas. Un grupo de entusiastas alumnos comenzó a dedicar su poco tiempo libre a diversas labores para dar más visibilidad a su facultad: organizaban barras, verbenas y otras actividades extracurriculares relacionadas.

Para darle un nombre para aquella agrupación, se pensaba en el imaginario colectivo. La guinda había dejado de ser un simple color que representaba a Ingeniería, para convertirse en un sentimiento. Aquella frase inspiraría a lo que hoy conocemos como “El Sentimiento Guinda”.

Los inicios

Moisés Pineda, exalumno de la facultad, fundó la agrupación, conformada por algunos jefes de barra del 2012 y otros nuevos integrantes,  el miércoles 12 de abril del 2013, en el aula 11 del edificio 80, en Campus Piura.

“Estuvimos Moisés Pineda, Bryan Calle, Martín Pinto, Fabrizio Vega, Adrián Guzmán, Andrea Avalos, Walter Timaná, Flavia Lorrén, Waclaw Rzewuski, Silvana Pérez, Franco Valladares, Ana Ato, Josué Lezama, César Elizarbe, María José Remicio, Kevin Valdiviezo, Alejandro Gamarra y yo”, recuerda el ingeniero Gustavo Carrasco, exmiembro del grupo y actual docente de la Facultad de Ingeniería.

“Ilusionándonos con brindar un espectáculo a toda la universidad, nos reuníamos con las mochilas llenas de cancioneros, inflábamos globos para el emblemático balconazo que promovió don Rafael Estartús. Queríamos que los futuros ingenieros se dieran cuenta de que para tener éxito en la vida no solo se necesitaba habilidad y conocimiento, sino actitud, eso no se negocia”, recuerda con nostalgia Rolando Flores, egresado de la UDEP y antiguo participante del Sentimiento Guinda.

Poco a poco, aquella agrupación que nació como un equipo de barras, pasó a ser un grupo estudiantil encargado de organizar las actividades extracurriculares que involucran a los estudiantes de la Facultad de Ingeniería. Es tal el nivel de organización, que incluso se han conformado pequeños grupos encargados de tareas de logística, marketing, presupuestos, entre otros.

“Ya no solo se trataba de bailar, sino que aprendías a trabajar en equipo, a organizar diferentes eventos para recaudar fondos. A veces teníamos amanecidas y trabajo bajo presión, pero querer hacer las cosas bien nos ayudaba a superar nuestros propios límites. Ser parte de toda la pasión que ponen decenas de personas que trabajan por un mismo objetivo es una experiencia increíble”, comenta María José Obando,  quien perteneció al equipo de drill del grupo, cuya experiencia recuerda como una de las mejores de su vida.

Formación que enriquece

“Personalmente, llevaba muchos años ayudando en la organización de los eventos de la facultad, en campus Lima, y no encontrábamos un equipo que pudiera apoyar constantemente en las actividades. Hasta que, para las olimpiadas del 2017, junto a dos amigas y una profesora propusimos traer la tradición emblemática del Sentimiento Guinda de Piura a Lima. Fue un éxito”, recuerda Fiama Vives, egresada de Ingeniería Industrial y de sistemas de Campus Lima.

La ingeniera comenta que pertenecer a la agrupación le ayudó a potenciar cualidades interpersonales que no conocía y a descubrir habilidades que no sabía que tenía.

Estas experiencias las afirma también el docente Diego Cánova, quien considera que ser parte del grupo permite enriquecer la formación de los alumnos al aplicar lo aprendido en clase.

Por su parte, la docente de Ingeniería, Rosalba Guerrero manifiesta que el grupo motiva y transmite la identificación con la Facultad a sus alumnos y resalta la entrega que cada miembro pone en su trabajo. “Soy testigo del tiempo que dedican para planificar, incluso en el verano, para tener las ideas cuajadas al inicio del año académico”, agrega.

Eugenio Alvarado, coordinador comercial de la Facultad de Ingeniería, reconoce, desde afuera, el apoyo que este grupo universitario brinda al promocionar las actividades de la Facultad.

“Su apoyo ha sido siempre invalorable y desinteresado en las actividades de promoción que tengo a cargo, como el Open UDEP. Aprovecho la oportunidad para felicitarlos, desearles éxito y animarlos a continuar promoviendo el sentimiento guinda”, agrega.

No hay duda de que este sentimiento ha calado profundamente en los corazones de sus miembros, quienes aseguran que formar parte de él es una experiencia que deja huella.