Tesis de maestría

Priscila Guerra investiga la relación de la filosofía con el trabajo intelectual según Pieper

Con este estudio se aprecia que la realidad, y mucho más la situación actual, no distan mucho de los planteamientos filosóficos como el de Josef Pieper; al contrario, muestran posibles soluciones a muchos problemas reales.

Por Elena Belletich.
Sustentación Priscila Guerrla (1)

El 19 de setiembre, la profesora Priscila Guerra Lamadrid sustentó la tesis “Filosofía y trabajo intelectual, una aproximación de Josef Pieper”, con el que obtuvo el grado de Máster en Filosofía con mención en Antropología filosófica, por la Universidad de Piura. El trabajo fue asesorado por la doctora María Pía Chirinos Montalbetti. esta maestría es dictada por la Facultad de Humanidades.

La nueva magíster defiende el fin de la filosofía el cual, dice, no es más que hacer que el hombre (nosotros) “se entere de su capacidad para entender el mundo, en sus dimensiones más cercanas y en las más profundas”.

Sustentación Priscila Guerrla (3)

¿Cuál es el tema central de su investigación?
Hemos abordado la situación de la filosofía en el “mundo totalitario del trabajo”. El autor busca salvaguardar el valor de la filosofía, defiende su ejercicio en el tiempo presente y plantea su futuro.

Según su propuesta, ¿qué hace falta rescatar en el mundo de hoy?
Al igual que Pieper, creo que hoy es necesario atender dos cuestiones fundamentales: la llamada crisis contemporánea de la filosofía y la lógica utilitaria de hoy en día.

Desde un enfoque específico, Pieper identifica una “crisis contemporánea de la filosofía”, una decadencia originada por las ideologías modernas y los planteamientos que excluyen a la tradición. Considera, en primer lugar, que el origen del problema es la denominación kantiana de la filosofía como trabajo intelectual, como estricto esfuerzo de la mente, labor del pensamiento o proceso discursivo. En segundo lugar, critica el modo marxista de entender a la filosofía como praxis que cumple un servicio de “utilidad social”, porque así se le exigen resultados propios de una dedicación práctico-poiética (cuyo fin la transformación material de la realidad).

Y, desde la ámbito universal…
La propuesta busca reconocer que el mundo, la sociedad ni el hombre pueden reducirse a la utilidad, a lo cuantitativo o a lo estrictamente práctico, dimensiones importantes, pero no las únicas ni las más altas. Así, va contra la lógica utilitaria de la sociedad industrializada que tiene como lema el “vivir para trabajar”. Plantea la gravedad de encontrar en la dedicación laboral un valor supremo, una norma universal o el criterio que otorga sentido a todas las actividades humanas. Invita a ampliar el panorama hacia una vida verdaderamente humana, más allá de las dedicaciones útiles.

En el mundo no filosófico, ¿cuál es el aporte de tu investigación?
Pieper habla de un mundo realmente humano en el que, además de las actividades prácticas-poiéticas (la técnica, por ejemplo), también se valore a las dedicaciones teóricas y éticas. Haciendo alusión a la undécima tesis de Marx sobre Feuerbach, cuestiona: ¿Cómo se puede transformar el mundo sin antes saber qué fundamentalmente pasa con él?

Por ello, Pieper, basándose en los clásicos, concibe a la filosofía como teoría, como contemplación o alta forma de conocimiento. Y así, invita al hombre a buscar los fundamentos más profundos de todas las cosas y mantener vivo el interés por la verdad y la sabiduría de la realidad; que acepte lo venerable del mundo, lo vea como creación y no solo como materia útil para satisfacer sus necesidades. Es decir, el tema nos concierne a todos, a los filósofos y a quienes no lo son.

Y, en cuanto a la investigación en sí misma…
La investigación contribuye a la difusión de un pensamiento valioso en lo que concierne a la búsqueda de la verdad que redescubre el verdadero sentido del filosofar. Y que propone, en una sociedad contemporánea, el cambio de mirada implantada por el “mundo totalitario del trabajo”. Tanto las ideologías liberales como la marxista habían logrado ocupar no solo las cátedras de economía y sociología, sino que hasta la filosofía se encontraba teñida de una visión de trabajo hartamente cuestionable.

¿Cómo se inserta su estudio en el mundo actual y en su problemática?
Como hemos dicho, el fin de la filosofía es que el hombre conozca y alimente su capacidad para entender el mundo, en todas sus dimensiones. Entonces, ¿qué tiene  que ver esta propuesta con la problemática actual? Sin ir tan lejos, las noticias del fenómeno del niño costero informaron: “muchas personas lo perdieron todo”. Desde este planteamiento, tal premisa se enfocaría solo en la posesión de lo más palpable de la realidad y estaría obviando la gran dimensión de la vida y la existencia.

Formación universitaria y filosofía

¿Cómo contribuirá este estudio en al mejora de la formación de los estudiantes y profesores?
Pieper entiende a la formación como la capacidad de desarrollar el vivo interés humano por profundizar en los fundamentos de la realidad, y concibe a la instrucción como estricta acumulación de conocimientos.

Bajo esta distinción, propone la constitución de una cultura de ocio en sentido clásico, donde la Universidad sea uno de los ámbitos que busque la formación de las personas y con ello, invite y fortalezca la búsqueda de la verdad. Y que lo haga en todas las carreras, no solo en las afines a la filosofía, porque la mirada ante la realidad es una dedicación fundamentalmente humana.


SUBSCRIBE TO DESDE EL CAMPUS


Read the Privacy terms of the Universidad de Piura.