Gran parte del Patrimonio Cultural del Perú es patrimonio religioso. No todo él es de titularidad eclesiástica, pero sí una cantidad importante. Por ello, es necesario tener en cuenta que se está hablando no sólo del patrimonio material (edificios y obras de arte), sino también inmaterial
(música sacra, festividades, procesiones y peregrinaciones, entre otras manifestaciones).

El valor cultural del patrimonio para nada se contrapone al sentido primario de esos objetos o actividades: la visión moderna de la gestión del patrimonio entiende que se trata de hacer visible y accesible la historia que narra ese patrimonio: en el caso del patrimonio religioso, narra
la Historia de la Salvación.

Esa narrativa, puesta en valor con un nivel profesional, se puede convertir en instrumento de evangelización, en un elemento para entender mejor los contenidos de la fe (“intelligo ut credam”) por parte de católicos practicantes, pero también para abrir las puertas y trazar vías de comprensión y de acercamiento para otras personas (por ejemplo turistas; o personas con intereses musicales o artísticos sin especial cercanía a la práctica de la fe). Hay varios niveles en lo referente al patrimonio:

  • En general, todo edificio de culto tiene también una dimensión cultural y a través de ella puede contribuir a la evangelización; aquí hay un problema de sensibilización de las personas que son responsables de ese edificio y que no siempre ven la dimensión cultural.
  • En algunos casos, la dimensión cultural es patente (museos diocesanos, catedralicios, “tesoros” de iglesias, sacristías con obras de arte, etc.); en muchas ocasiones, esos espacios no responden a los criterios museológicos y museográficos contemporáneos.
  • Además de las actividades de culto, los espacios sagrados pueden acoger actividades culturales acordes con su carácter (conciertos de música sacra, actividades poético-literarias, etc).
  • Las procesiones, peregrinaciones y otras actividades de este tipo tienen también dimensiones culturales; bien entendidas pueden dignificar esas actividades.
  • Es patente que en muchos casos se entra en contacto con la religiosidad popular, que tiene un gran interés pero que debe ser cuidada y dignificada.
  • Todo este panorama, tan amplio, requiere de una cierta sensibilidad y de una cierta cualificación profesional.

Inicio

03 Jul
Lugar
Universidad de Piura – Campus Lima (Calle Mártir José Olaya 162, Miraflores)
Horarios

10:00 a.m. a 1:00 p.m.

Inversión
S/. 250.00
Contacto
Srta. Mayra Fung
postgrado.humanidades@udep.pe
2139600 anexo 2062

Comparte