Pável Elías

“La independencia significó el inicio del Perú como Estado libre y soberano”       

En el 200° aniversario del grito libertario en Piura, el profesor Pável Elías, de la Facultad de Humanidades, reflexiona sobre la trascendencia del proceso de emancipación e independencia en la historia de los piuranos.

Por Betsy Salazar.

Hoy, 4 de enero, se conmemora el 200° aniversario del histórico grito libertario de Piura, que celebra la declaración de la independencia de los piuranos de la dominación española. El historiador Pável Elías, profesor de la Facultad de Humanidades de la Universidad de Piura, explica el significado de este acto soberano en la historia de Piura y del Perú.

Elías comenta que en el norte Lambayeque fue la primera ciudad en declarar la independencia el 27 de diciembre de 1820; Trujillo hizo lo mismo el 29 del mismo mes; mientras que Piura se independizó el 4 de enero de 1821. Después de ello, inmediatamente los pueblos que pertenecían al partido de Piura, como Sechura, Tumbes, Paita, entre otros, declararon también su independencia. Cabe acotar que la independencia en esta zona se logró de manera pacífica sin ningún enfrentamiento militar.

Este proceso, refiere el docente, significó el inicio del Perú como estado libre y soberano, que tendría como primera tarea fundamental organizarse y elegir la forma de gobierno más adecuada, conformar un congreso, un poder judicial y una Constitución.

Asimismo, el norte independiente constituyó un soporte muy significativo para José de San Martín y su ejército, incluso los historiadores señalan que sin la independencia de Trujillo, Lambayeque o Piura no hubiera habido 28 de julio, dice Elías.

La historia de la independencia
La historia del proceso emancipador y de independencia se inserta dentro del proceso de crisis de la monarquía hispana que desde el siglo XVI gobernaba el territorio del virreinato del Perú, indica el profesor. A causa de esta difícil situación, diversos territorios americanos empezaron a manifestar su inconformidad con el Gobierno de España.

En el caso peruano, la etapa militar de ese proceso se inicia con el desembarco del general José de San Martín en la bahía de Paracas en setiembre de 1820, junto con un ejército procedente de Chile conformado por patriotas rioplatenses y chilenos.

San Martín envía misivas a diversos cabildos e intendentes del virreinato peruano. En el caso del norte, la ciudad de Trujillo era la capital de la intendencia del mismo nombre y su intendente era José Bernardo de Tagle, marqués de Torre Tagle. Piura formaba parte de esta intendencia como un partido y contaba con un subdelegado del intendente. Torre Tagle se alineó con la causa patriota y envío cartas a los partidos y pueblos de su intendencia para que se unieran al deseo de independencia, lo que ayudó a los planes de San Martín para ganar el apoyo de la población y del territorio del virreinato del Perú, comenta el historiador.

En el caso de Piura, la carta del intendente de Trujillo llegó la tarde del 3 de enero, por lo que los miembros del cabildo de San Miguel deciden hacer el cabildo abierto al día siguiente por la mañana (4 de enero).

Cabe resaltar que los piuranos y peruanos de esa época se debatían ante el dilema de unirse a los ideales de separación de España o seguir siendo fieles y leales al Rey. Eso sucedía en toda la América hispana, donde la población estaba dividida en ese sentimiento.

Así las cosas, en Piura, primero se tuvo que convencer a una pequeña guarnición del ejército realista, que no quería unirse a la separación, y una vez logrado esto, la élite piurana pudo proclamar la independencia en la ciudad.

Materializar la independencia
En los 200 años de vida independiente, afirma Pavel Elías, más que un compromiso los ciudadanos deben materializar todas las ideas positivas sobre las que se reflexiona a diario y que deben llevar a erradicar los problemas que nos aquejan en la actualidad: corrupción en todos los niveles, delincuencia, feminicidio, racismo, falta de tolerancia, algunas autoridades no idóneas para ejercer sus funciones, etc.

La independencia significaba, para los piuranos y peruanos de esa época, vivir mejor que hasta el momento previo (es decir, el gobierno de España). Significaba lo que Jorge Basadre denominaba “la promesa de una vida mejor”. El problema fue que no todos lo grupos sociales que conformaban Piura y el Perú lo sintieron así.

Ahora, como ciudadanos, ¿qué podemos hacer para mejorar estos aspectos negativos que nos llenan de pesimismo y desazón a diario? Pues, empezar por uno mismo: no colaborar con la corrupción, involucrarse con el proceso político y preocuparse por elegir bien a sus autoridades, más aún ahora que estamos a puertas de unas elecciones decisivas en nuestra historia; y hacer bien el trabajo encargado, pues cada piurano, desde su labor diaria, contribuye a mejorar la sociedad, resalta el docente.


SUSCRÍBETE A DESDE EL CAMPUS


Conoce los Términos de uso de datos de la Universidad de Piura.

Comparte

Desde UDEP Hoy

Esta entrada fue publicada en UDEP Hoy en la sección Académico, destacado y etiquetada con , , , , , . Guarda el enlace.