En los seminarios del ICF se profundiza en el valor del pacto conyugal, la entrega y la donación entre los esposos.

Los cursos de pregrado son dictados por profesores de diferentes especializadades y emplean metodologías activas.

Los esposos encuentran nuevas motivaciones para renovar su promesa de amarse de forma incondicional.

El entorno familiar influye en el rendimiento escolar de los niños peruanos, según reporte internacional Mapa Mundial de la Familia 2013

Lima, 3 de mayo de 2013.- Los logros educativos de los escolares peruanos estarían condicionados no sólo por las deficiencias del sistema educativo, sino también por la familia, tal como lo demuestra el reporte internacional “Mapa mundial de la familia 2013: Los cambios en la familia y su impacto en el bienestar de la niñez, presentado el día de hoy por el Instituto de Ciencias para la Familia de la Universidad de Piura, el National Marriage Project de la Universidad de Virginia y Child Trends.

De acuerdo con esta investigación, que incluye indicadores de más de 40 países, la presencia de los padres en el hogar (dos padres, un padre o ninguno) es un factor fundamental para la consecución de algunos logros educativos como el nivel de comprensión lectora y la no repetición del grado escolar, medidos por la prueba Pisa 2009.

La influencia de la familia en el éxito educativo de los niños es más contundente en países de ingresos altos y medianos, cuyos Estados garantizan servicios educativos de calidad; pero la presencia de los padres no resulta tan eficaz, en países de ingresos bajos, especialmente de Sudamérica y África, donde los niños enfrentan dificultades más graves para el aprendizaje, asociadas a la pobreza y al sistema educativo.

La importancia de tener al menos un padre en el hogar

Los resultados de Pisa 2009 de compresión lectora, ubicaron a nuestro país en el penúltimo puesto de los países de América Latina. Para los investigadores, el pobre desempeño de los estudiantes peruanos estaría asociado en primer orden a factores del entorno familiar como son la riqueza familiar, el índice de educación parental y la lengua materna.

Otras variables importantes que afectan el desempeño en comprensión lectora son el tipo de colegio (público vs. privado), la región natural del colegio (costa, sierra o selva) y la ubicación del colegio (Lima vs. otras provincias), situación que evidencia la inequidad de la calidad educativa en nuestro país.

Así, un niño peruano que vive en un hogar no pobre, con padres educados, tiene el castellano como lengua materna, estudia en un colegio privado, de la costa y en Lima, obtendría mejores resultados en comprensión lectora, que aquellos que no cumplen estas condiciones.

A pesar de que un 24% de los niños peruanos menores de 18 años, crece con un solo padre, su pertenencia a un hogar monoparental no sería perjudicial, frente a aquellos niños que crecen con sus dos padres, pues la diferencia en los puntajes obtenidos en comprensión lectora por ambos grupos no resulta significativa.

Sin embargo, en la mayoría de los países estudiados (24 de 37) los niños que crecen con dos padres obtienen mejor puntaje en comprensión lectora, y tienen menos posibilidades de repetir el año, comparados con los niños de hogares monoparentales. La situación es más nociva aún para los niños que crecen sin padres, un 10% en nuestro país.

“Los resultados de Pisa 2009 respecto a la estructura familiar en Perú invitan a un análisis riguroso de parte de los expertos. No es que la estructura familiar no importe. Los niños que crecen en hogares con un solo padre, podrían recibir el apoyo de la familia extensa, como sucede en otros países en vías de desarrollo, pero esto requiere ser comprobado”, comentó Marcos Agurto, profesor de la Udep.

La amenaza de la inestabilidad

El reporte “Mapa mundial de la familia 2013” explora también indicadores sobre el bienestar familiar a nivel global. Cuando se realizan comparaciones, se evidencia la inestabilidad que atraviesan las familias peruanas, producto del aumento de la convivencia y los nacimientos extramaritales.

Nuestro país ocupa el segundo puesto en convivencia, pues sólo el 30% de su población está casada y el 29% convive. Además se calcula que el 73% de todos los nacimientos ocurren fuera del matrimonio, siendo sólo superado por Colombia.

Para Bradford Wilcox, co autor del reporte, el incremento de estos fenómenos, reducen significativamente una serie de beneficios que los niños y adultos obtienen cuando crecen y se relacionan en el marco de un matrimonio estable y sin conflictos. “El matrimonio no es la cura para todos los males sociales, pero numerosas investigaciones demuestran su irremplazable aporte al bien común. Una estructura familiar estable como el matrimonio, es un importante predictor del bienestar social y sicológico de los niños”, comentó el investigador.

A pesar de la fragilidad de las uniones, nuestro país exhibe otros indicadores alentadores como su tasa global de fecundidad (2.5 hijos por mujer) superior a otros países de la región. Además se comprueba un alto nivel de confianza de los adultos peruanos en su propia familia, y una comunicación fluida entre padres e hijos adolescentes sobre temas sociopolíticos.

El reporte sugierencia que la estabilidad familiar, el soporte de la familia extensa, así como un mayor involucramiento de los padres, son asuntos públicos de suma importancia si se desea revertir la marginalización que sufren los miembros más vulnerables de nuestra sociedad.