Hace 20 años la UDEP instaló radar científico en la Antártida

En 1993, un grupo de ingenieros participó en la instalación de un radar MTS en la estación Machu Picchu, que es usado para realizar importantes estudios atmosféricos.

Por Javier Paico.
antartida2_radar
La base científica Machu Picchu, en la Antártida, cuenta con un radar MTS que fue instalado en 1993 por ingenieros de la Universidad de Piura.


(Piura).-
Con la partida del buque de investigación BIC Humboldt, el 7 de enero, hacia la isla Rey Jorge, el Perú conmemoró 25 años de presencia científica en la Antártida. Forma parte de esta historia la Universidad de Piura, que en 1993 participó en la instalación del radar MTS (Mesosphere, Stratosphere, Troposphere) en la base científica peruana Machu Picchu, el cual es utilizado para importantes estudios de la atmósfera y el espacio.

Fue en la IV expedición científica del Perú hacia la Antártida, en la que el ingeniero Rodolfo Rodríguez, encargado del diseño de la antena, juntamente con los ingenieros Martín Sarango y Enrico Ragaini, del grupo de investigación de la UDEP, participaron en la instalación de un radar perfilador de vientos para realizar estudios sobre la dinámica atmosférica en dicho continente y observaciones sobre ecos mesosféricos a alturas mayores, entre 70 y 100 kilómetros, así como investigaciones relacionadas al agujero de la capa de ozono.

La concepción, diseño y desarrollo del radar fue producto íntegro de la ingeniería peruana. Cuenta con un sistema de procesamiento de datos implementado, que constituía la primera aplicación con Procesadores Digitales de Señales desarrollado en el Perú, siendo en ese entonces, el único en su clase en el continente antártico. Asimismo, en América del Sur existían sólo tres radares de este tipo y todos eran peruanos: en el Observatorio de Jicamarca, en el campus de la UDEP, que funciona desde 1989, y uno que en 1991 se instaló provisionalmente en el Centro Austral de Investigaciones Científicas (CADIC) ubicado en Ushuaia, en el extremo sur de Argentina.

Jornadas de trabajo de catorce horas al día, permitieron instalar el radar MTS en un tiempo record de menos de once días, cuando se había previsto culminarlo en un plazo de veinte. Se cavaron huecos en una explanada de tierra arcillosa y pedregosa para colocar los soportes de los dos arreglos de antenas de 50×50 metros. La fabricación e instalación de este radar fue bajo los mismos criterios del radar de la UDEP, siendo parte del sistema instalado a lo largo del Pacífico Ecuatorial Tropical para el estudio de la circulación de vientos de altura y la convección tropical.

antartidam
Luis Flores, ingeniero de la UDEP, viajó el 2006 al gélido continente para realizar investigaciones entorno al cambio climático.

El radar fue desarrollado y construido en el Radio Observatorio de Jicamarca por ingenieros y técnicos del Laboratorio de Electrónica y Física de la Universidad de Piura, del Instituto Geofísico del Perú y del Servicio Industrial de la Marina, dirigidos por el Dr. Ronald Woodman del IGP, quien fue el que desarrolló la técnica de este tipo de radares en la década de 1970 . El proyecto contó también con el apoyo científico del Instituto Cooperativo para el Desarrollo del Medio Ambiente (CIRES) de la Universidad de Colorado, de la Administración Nacional para la Atmósfera y el Océano (NOAA), con financiación de la Fundación Nacional para la Ciencia de Estados Unidos.

Cabe indicar, que en diciembre de 2006, el ingeniero Luis Flores, docente de la Universidad de Piura, participó en la expedición Antar XVII para realizar mediciones climáticas con el radar. Así también, viajaron los ingenieros Luis Flores, Henry Pinedo y el técnico Rommel Yaya, los tres egresados de la UDEP.