Dra. Marilú Barreto

“Los adultos acostumbramos a dejar las cosas para después”

¿Usted sabe qué es la procrastinación? Este fue uno de los temas desarrollados durante la tercera edición del Youth for Development (Y4D), conferencias organizadas por la promoción 2016 de la Facultad de Ingeniería.

Por Cesar Flores Córdova.
marilu barreto

“No dejes para mañana lo que puedes hacer hoy” fue una de las frases que recordó, durante su ponencia, Marilú Barreto, decana de la Escuela de Psicología de la Universidad Nacional de Tumbes y exdecana del Colegio de Psicólogos de dicha región fronteriza.

La procrastinacion siempre se le relaciona con los jóvenes, pero ¿esto solo se presenta en este grupo humano?

Es un prejuicio, una idea equivocada. La procrastinación se da en todos los grupos etarios. En la actualidad, los niños tienes muchas distracciones como el internet, los videojuegos, la televisión; los adultos se acostumbran a la televisión, las películas y a las redes sociales. En sí, hablamos de varios tipos de procrastinación, pero en los jóvenes se le llama ‘procrasticación académica’, relativo a las tareas escolares o universitarias; aunque la procrastinación también se da en los adultos jóvenes y medios, no tanto en los mayores.

En los adultos, ¿en qué tipo de situaciones se presenta la procrastinación?

Los adultos acostumbramos a dejar las cosas para después. Pagamos los servicios y los impuestos a última hora; cuando tenemos un trabajo que entregar lo posponemos para último momento; si vamos a tener una entrevista de trabajo, nos preparamos al final; si tenemos una actividad cultural o social y tenemos que arreglarnos, lo dejamos para cerca del momento del evento; las novias llegan tarde, por dejar todo para la última hora.

¿Estos comportamientos son aprendidos o son propios de la naturaleza humana?

Eso podemos explicarlo conociendo cómo funciona nuestro cerebro, el cual tiene dos partes importantes: un cerebro básico o rectilíneo, el que condiciona nuestras necesidades demandantes, es el cerebro exigente, instintivo, impulsivo; en comparación con el otro cerebro, el lógico, racional, pensante, que se activa para hacer tareas. Entre ellos surge una lucha y, en ocasiones, se impone el cerebro instintivo para lograr hacer lo que no corresponde e imponerse sobre las tareas racionales que, a veces, son más tediosas. En ese momento entran a tallar esas habilidades que justamente buscamos aprender y desarrollar: las habilidades blandas.

Cuando se ‘impone’ el cerebro instintivo es como decir que hubo “falta de voluntad”

Voluntad, responsabilidad, eficiencia, iniciativa, deseo de superación, capacidad de decisión, liderazgo, planteamiento de metas definidas, y el desconocimiento de lo que nos pasa. Mucha gente no sabe que la procrastinación es un problema, escuchamos la palabra y decimos qué es, buscamos y recién nos enteramos. La procrastinación forma parte de nosotros, pero ha sido desconocida, cuando ya lo conocemos, buscamos las formas para vencer ese problema.

¿El entorno social refuerza la práctica del ‘déjalo ahí, lo hacemos mañana’?

En algunos casos. Mientras el joven tenga responsabilidades y plazos para cumplirlos, siempre habrá personas que influyan con sus comentarios: ‘lo dejamos para después’, ‘todavía hay tiempo’, ‘no te apures tanto’, ‘relájate’… Todo ello puede estar condicionando el desarrollo de dicho problema.

¿La procrastinación genera otros problemas?

Encontramos que dentro de la procrastinación aparece un nuevo factor: la ansiedad. Este factor genera tensión y se vuelve un detractor. En ese momento, se inicia un círculo vicioso: la procrastinación aumenta la ansiedad y, en algunos casos, genera angustia y depresión cuando no hemos logrado la meta.

Y la ansiedad se intenta cubrir con diversas objetos o vicios como el descontrol en las comidas y el uso de objetos tecnológicos…

Exacto. Esto hace que la persona busque otras actividades distractoras que sacien su ansiedad o que la disminuyan y, lógicamente, nos conlleva a los vicios, incluso, hasta la muerte.

¿Cómo se puede enfrentar la procrastinación?

Hay muchas fórmulas. He trabajado este tema en varios grupos y hemos diseñado un programa para vencerla: relajación y el real aprendizaje del problema. Es una cuestión de ir, poco a poco, capacitándonos para poder vencerla. Muchos expertos dan tips que no podemos aprenderlos en una sola sesión. Por ejemplo, autores que mencionan cinco, ocho o diez pasos… Pero son tips. Creo que la solución de la procrastinación se inicia con el conocimiento real del problema y asumir que o vamos a vencer de manera paulatina.

Habrá que tatuarse en el brazo: ‘no dejes para mañana lo que puedes hacer hoy’ y leerla todos los días…

(Risas) Sí, claro. Pero, también es básica la organización y administración del tiempo; de esta manera, vamos a llegar, como debe, ser al momento indicado. Esto nos obliga a plantearnos metas a diario y a cumplirlas en los tiempos programados.

Marilú Barreto Espinoza

  • Licenciada en Psicología y magister en educación universitaria.
  • Estudios de doctorado en Psicología por la Universidad Nacional Mayor de San Marcos (UNMSM).
  • Docente principal Universidad Nacional de Tumbes (UNT). Actual decana interina de la Facultad de Ciencias Sociales.
  • Investiga temas de autoestima, burnout, participación de la familia en la organización del tiempo de los niños.

Cifras

24 años de experiencia profesional.

26 años de docente en la Universidad Nacional de Tumbes.

+700 jovenes universitarios asistieron al Youh for Development (Y4D).

Evento destacado

Próximamente


SUSCRÍBETE A DESDE EL CAMPUS


Conoce los Términos de uso de datos de la Universidad de Piura.