Indira Fabian

Exdirectora regional de Producción habló sobre los retos de la pesca regional con los alumnos de Ingeniería

Fabian presentó la metodología innovadora usada para ordenar las embarcaciones artesanales. Dijo que ahora apuntan al control de la pesca ilegal para garantizar la inocuidad de los productos e incrementar las ganancias de los pescadores.

Por Daniela Vega.

Indira Fabian, abogada y actual asesora, en temas de pesca en la gobernación regional de Piura, dictó una conferencia a los alumnos del curso Control Industrial (Ingeniería Mecánico-Eléctrica) de la Universidad de Piura. La extitutar de la Dirección Regional de la Producción expuso el problema que enfrenta la pesca artesanal en Piura y las innovadoras medidas que se están tomando para resolverlo.

A través de estas conferencias, los estudiantes de la UDEP entran en contacto con la realidad de los sectores estratégicos de la región y el país, transmitida directamente por los actores. De esta forma, no solo conocen mejor la realidad, sino que “pueden plantear soluciones y diseñar propuestas e iniciativas para mejorar el entorno”, comenta el profesor del curso. William Ipanaqué.

“Piura es la región pesquera más importante del país y, probablemente, de Latinoamérica, por el número de embarcaciones, por el volumen de descarga y por la cantidad de plantas de procesamiento y congelado. Tenemos aproximadamente 6000 embarcaciones artesanales operando en la región, es un sector que genera muchos puestos de trabajo. Sin embargo, existe un problema de informalidad de las condiciones en que se realiza esta actividad”, refirió Fabian.

Ordenamiento innovador
Indira Fabian explicó la importancia del sector de la pesca artesanal, lo cual ha motivado esfuerzos para mejorar las condiciones de esta actividad, que ha iniciado con un proceso de formalización de las embarcaciones. La especialista aseguró que estese realiza en base a una metodología de comanejo, a la que calificó como innovadora y que ha sido empleada en México, Brasil y otros países.

Fabian detalló que, como resultado de este ordenamiento, se ha logrado inventariar por completo a las embarcaciones de Los Órganos, El Ñuro y Cabo Blanco y se han otorgado 2228 permisos de pesca a 33 asociaciones de pescadores. Además, se han podido identificar a 6 mil embarcaciones que dan trabajo a, aproximadamente, 40 mil personas en toda la región.

“El logro principal de este proceso ha sido crear ciudadanía en un sector que siempre ha estado relegado. Se ha conseguido que los pescadores entiendan que tienen derechos, pero también el deber de contribuir a la resolución de problemas que existen en torno a la pesca”, añadió.

Retos futuros
En base a la importancia de la pesca artesanal en la región, Fabián Ferrer reiteró el impacto que produce en Piura, debido a los puestos de trabajo que genera a lo largo de la cadena de valor, por lo que, aseguró, que los próximos trabajos se centrarán en la formalización de las personas que se dedican a esta actividad. Más del 90% no cuenta con las certificaciones mínimas que garanticen su seguridad en la actividad, indicó.

Como próximos retos, señaló que se busca establecer un sistema de trazabilidad de la pesca artesanal, incorporando tecnología que permita controlar la pesca ilegal, garantice la inocuidad de los productos e incremente las ganancias de los pescadores.

“El 40% de los recursos que son destinados al consumo humano directo en el país, se pesca en nuestra región. Piura produce el 80% de conchas de abanico que se exportan hacia Europa, y tenemos, aproximadamente, el 80% de las plantas de procesamiento que se dedican a exportación de pota y perico en el país. Por tanto, es importante generar, desde el Estado, las condiciones para que los pescadores puedan negociar en mejores condiciones sus productos”, concluyó.

Próximamente


SUSCRÍBETE A DESDE EL CAMPUS


Conoce los Términos de uso de datos de la Universidad de Piura.