Ing. Orlando Ardito

“Las ciudades inteligentes podrán prevenir futuras pandemias”

El ingeniero Ardito, uno de los expositores en el Simposio de Energías Renovables, considera que, ante la actual tendencia demográfica, el desarrollo de ciudades inteligentes constituye una importante solución para enfrentar y contener futuras pandemias.

Por Koko Zavala.

Orlando Ardito, gerente general de IPEI Perú, Asociación de Empresas de Productos Eléctricos Internacional, quien viene participando en el IV Simposio de Energías renovables que organiza la Facultad de Ingeniería de la Universidad de Piura, precisa que desde el 2008, más de la mitad de la población mundial representada por el 54,6% o 3600 millones de personas viven en ciudades.

Anota también que se estima que para el 2050, el 70% de la población mundial (más de 6000 millones) vivirá en grandes ciudades (64,1% de las personas en países en desarrollo y 85,9% en los países desarrollados), de acuerdo con esto, 5000 millones de personas ocuparán tan solo el 3 % de la superficie habitable del planeta.

Estas predicciones poblacionales, indica, parecen inevitables. “Si algo ha enseñado la actual coyuntura sanitaria es que el hacinamiento y una elevada densidad de población son factores que incrementan el contagio y, como consecuencia, la mortalidad.

¿Qué es una ciudad inteligente?
Ante la tendencia demográfica actual, Ardito destaca la importancia de las ciudades inteligentes para contener y enfrentar futuras pandemias: “Una ciudad inteligente es un área urbana que utiliza: sensores con capacidad de conexión a internet (IoT), diferentes tipos de tecnología IoT y actuadores para interconectar diferentes componentes alrededor de la ciudad, en cada capa de la ciudad. La información (datos) recolectada se colecciona y analiza para identificar el conocimiento y los patrones necesarios para administrar mejor los activos, recursos y servicios de manera eficiente”, sostiene.

El experto destaca que las capacidades digitales de la Smart City permitirán mejorar los niveles de servicios ciudadanos, como la videovigilancia, el transporte público y, también, los sensores de monitoreo de la presencia e intensidad de fenómenos como El Niño. “Disponiendo de mejor información, es posible actuar a tiempo, de manera anticipada y con mejores resultados en la intervención y la prevención de desastres”, dijo.

Una Smart City no debería iniciarse pensando solamente en la tecnología, dijo Ardito. “La tecnología es importante; pero, es básicamente un facilitador y catalizador del proceso de cambio, la automatización es la última etapa. Lo más importante, es el Plan de Desarrollo que se desea alcanzar en el futuro con la ciudad y, para ello, es vital que el centro de atención sea siempre el ciudadano”, subrayó.

Evento destacado


SUSCRÍBETE A DESDE EL CAMPUS


Conoce los Términos de uso de datos de la Universidad de Piura.