Medicina UDEP

Los peligros que se esconden tras el uso del teclado

Infecciones en el tracto urinario, forúnculos e incluso neumonía son algunos de los males que podrían afectarnos como consecuencia de una mala higiene tras usar un teclado. Conoce por qué en esta nota.

Por Daniela Cerna.

Nos ha pasado. Muchas veces comemos o estornudamos mientras usamos nuestro teclado, y luego, tras un largo día de universidad, ingerimos alimentos sin lavarnos las manos.

Tras observar esta realidad, una investigación del laboratorio sueco “Pegasus Lub” arrojó que alrededor de 33 000 bacterias por centímetro cuadrado se pueden almacenar en nuestros teclados, albergando una cantidad 260 veces superior a las encontradas en un inodoro de uso normal.

En el estudio se identificaron 3 especies de bacterias: Enterococcus faecium, Staphylococcus aureus y Pseudomonas aeruginosa.

Enterococcus faecium es un bacilo grampositivo que puede causar infecciones en la piel, abdomen y tracto urinario en las personas inmunocomprometidas (por lo general es inocuo) y causar meningitis neonatal, que en ocasiones es resistente a los antibióticos.

Staphylococcus aureus, por otra parte, es un coco grampositivo que causa forúnculos, ampollas y algunas otras afectaciones bastante más serias.

Por último, Pseudomonas aeruginosa es una bacteria gramnegativa oportunista que causa neumonía, infecciones del tracto urinario y de las vías sanguíneas.

Tengamos en cuenta que las tres bacterias mencionadas son comensales, es decir que normalmente no ocasionan daño; sin embargo, en personas con la respuesta inmune baja o en ciertas condiciones se activa su patogenicidad.

También en los celulares

Al igual que en el teclado, tu teléfono celular también alberga una gran cantidad de bacterias, 30 veces más de las que se encuentran habitualmente en una tapa del inodoro, indicó otro estudio realizado por la Universidad de Barcelona.

Las pantallas de los teléfonos móviles pueden contener hasta 600 bacterias, entre ellas estafilococos y corinebacterias (que abundan en la piel), y estreptococos, comunes en mucosas de la boca y nariz.

Los estafilococos pueden infectar aberturas en la piel, como arañazos y granos; las corinebacterias pueden provocar infecciones de garganta y los estreptococos provocan también afecciones en las vías aéreas y patologías eruptivas como escarlatina.

Ahora que conocemos los riesgos de mantener nuestros aparatos electrónicos repletos de bacterias, es importante recalcar la ventaja de una buena higiene. Debemos empezar a lavar correctamente nuestras manos luego de usarlos y recordar que pequeñas acciones como esta evitarán afecciones en nuestro organismo.

Próximamente


SUSCRÍBETE A DESDE EL CAMPUS


Conoce los Términos de uso de datos de la Universidad de Piura.