Día de la Medicina Peruana

Daniel Alcides Carrión y las virtudes que un estudiante de Medicina humana debe poseer

Cada año, en el mes de octubre, el país recuerda a Daniel Alcides Carrión, estudiante de Medicina, Padre de la Medicina Peruana, quien sacrificó su vida por la ciencia. En 1991 fue declarado Héroe Nacional.

Por Dirección de Comunicación.

Nació en Cerro de Pasco el 13 de agosto de 1857. En 1873 se trasladó a Lima y se matriculó como alumno interno en el colegio Nuestra Señora de Guadalupe. En 1877 ingresó a la Facultad de Ciencias de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos, y el 12 de abril de 1880, ingresó a la Facultad de Medicina.

En la época posterior a la Guerra del Pacífico, se desempeñó como practicante de la ambulancia de la Reserva durante las batallas de San Juan y de Miraflores.

En 1885, durante el desarrollo de su tesis de bachiller, se propuso demostrar que la “Verruga Peruana” y la “Fiebre de la Oroya”- enfermedad causante en aquel entonces de altos niveles de mortalidad en la población andina de nuestro país- eran una sola enfermedad. Para ello y pensando que encontraría la cura, el 27 de agosto de 1885 decidió inocularse una muestra del tumor verrucoso de un paciente que adolecía de esta enfermedad, describiendo así el seguimiento de los síntomas. Posteriormente, sus compañeros continuaron este estudio, ante el avance de la enfermedad, falleció en la Maison de Santé de Lima el 5 de octubre de 1885.

A través de la vida de Daniel Alcides Carrión se recuerdan muchas de las virtudes que un estudiante de Medicina humana debe poseer: el afán por la investigación, el espíritu de servicio, la búsqueda de la verdad y la perseverancia, virtudes que en la Facultad de Medicina Humana de la Universidad de Piura se ha propuesto enseñar a sus estudiantes como parte de su formación integral.

Próximamente


SUSCRÍBETE A DESDE EL CAMPUS


Conoce los Términos de uso de datos de la Universidad de Piura.