Tres temas que todo universitario debe plantearse antes de los 20 años

Experto del Departamento de Neurología en la Clínica de la Universidad de Navarra, Javier Cabanyes, explica cuáles deberían ser las preocupaciones más importantes de los jóvenes.

Por Claudia Reto.

El doctor Javier Cabanyes llegó al Perú para dictar tres conferencias sobre el estudio de la personalidad en el Diplomado Bases de la Psicología Humanista que organiza el programa académico de Psicología. Durante su visita a la UDEP, detalló tres temas que todo universitario debe plantearse antes de los 20 años.

Cabanyes es licenciado en Medicina y Cirugía por la Universidad Complutense de Madrid, y doctor en Medicina por la Universidad Autónoma de Madrid. Además es profesor de las facultades de Educación y Psicología de la Universidad Complutense de Madrid. Desde su experiencia como especialista del Departamento de Neurología en la Clínica de la Universidad de Navarra en su sede de Madrid, dice que “definir qué le interesa o no a un joven depende del contexto social al que pertenezca. A algunos les puede preocupar disponer del último equipo de celular; a otros, ser aceptado dentro de su grupo de iguales”, dice el doctor Cabanyes.

Según el experto, hay tres temas que le deberían preocupar a un joven de 20 años: la sexualidad, el sentido de la vida y la solidaridad. “La sexualidad es un tema al que siempre estrán expuestos por la presión social. No debemos entenderla en su vertiente más superficial ni epidérmica, donde predomina el puro placer, sino como una relación profunda y de entrega hacia el otro”, explica Cabanyes.

Con respecto al sentido de la vida, el experto en neurología infanto-juvenil explica que los adolescentes se suelen preguntar “¿para qué estoy aquí?”, y que es común que vean su futuro “negro”, porque, a veces, no es fácil encontrar trabajo o tienen problemas familiares. “El sentido de la vida de un ser humano no puede ser algo caduco o temporal, debe trascender a la persona. Es una pregunta que solo puede ser respondida por cada uno. La respuesta no es fácil de encontrar de un día para otro”, afirma Cabanyes.

Finalmente, el especialista señala que la solidaridad está enlazada con el sentido de la vida, porque este  no se agota en uno mismo, sino que está abierta a los demás, incluso hacia la sexualidad porque su dimensión más profunda es la social.