Viernes festivo

Desde hace unos cuantos años, la Biblioteca de campus Lima celebra por todo lo alto su semana cultural. Para seguir con la tradición, este año nos sorprendió con varias actividades.

Por Eliana Gonzales.

La noche del viernes último, a modo de clausura,  en el polideportivo tuvimos una velada artístico deportiva. Los alumnos de los distintos talleres de la UDEP mostraron sus destrezas. Los bailes estuvieron a cargo del grupo de danzas folclóricas y del de danza contemporánea. Danzas folclóricas presentó un festejo y un carnaval; danza contemporánea nos mostró una mixtura de movimientos bajo ritmos envolventes y acompasados. Por su parte, los chicos que practican esgrima y kung fu hicieron lo propio con gran destreza. El grupo de esgrima, a cargo del profesor Changanaquí, nos fue narrando distintas técnicas a medida que iban siendo ejecutadas por los diestros espadachines. Los alumnos de kung fu, bajo la atenta mirada del profesor Oscar Portuondo, ejecutaron una de las danzas milenarias del lejano Oriente.

Sin duda alguna, los alumnos de los distintos programas estuvieron estupendos demostrándonos sus destrezas y lograron arrancarnos más de una sonrisa; pero, los que se llevaron los aplausos de la noche fueron los pequeños integrantes de la Orquesta Filarmónica Infanto-Juvenil del Perú. 

Probablemente muchos de nosotros no sabe que esta orquesta, dirigida por la profesora Lila Arroyo, egresada de la especialidad  de Educación Musical del Conservatorio Nacional de Música, funciona desde el 2008 como parte de la Organización Filarmónica de Orquestas Juveniles e Infantiles del Perú, organización que desarrolla desde el 2003 una labor de iniciación musical basada en la pedagogía y difusión de la música orquestal.

La participación de los 47 miembros esa noche fue brillante. Chicos y chicas de entre 8 y 15 años de edad nos hicieron vibrar con las piezas de reconocidos compositores. Comenzaron con una de las marchas más famosas, el Washington Post de John Philip Sousa; luego interpretaron la farandole De la suite Arlesian, del compositor Georges Bizet.

No solo los clásicos se ejecutaron esa noche, pudimos escuchar también el Memory, tema central del musical más famoso del mundo: Cats. Ritmos tan variados y complejos tales como la danza rusa  Trepak, del compositor ruso Tchaikovsky, y el cancán más conocido de todos, Orfeo en el infierno, de Jacques Offenbach.

Fue muy divertido ver a los jóvenes músicos alternar sus interpretaciones con singulares movimientos que hacían más emocionante cada ejecución. En Él es un pirata, tema central de la película Piratas del Caribe, nos sorprendieron cuando se pusieron un parche en el ojo simulando ser piratas y, los violinistas, cual espadachines profesionales, blandían sus arcos simulando ser espadas.

No podía faltar la música latinoamericana. Magistralmente interpretaron  El Huamahuaqueño de Edmundo Zaldívar, Colombia tierra querida de Luis Bermúdez; y para mantener el espíritu peruano en alto, nos deleitaron  con Todos los peruanos somos Perú de Mario Cavagnaro y las Vírgenes del Sol, de Jorge Bravo de Ruedas. Muchos nos quedamos con las ganas de salir a bailar la marinera Conchaperla, con la que cerraron con broche de oro.

Ellos nos deleitaron con sus maravillosas interpretaciones, la Biblioteca nos emocionó aún más cuando se hizo entrega de una trompeta al niño a Aldair E. Ynocente Huarancca, el segundo trompeta, que por falta de medios económicos para adquirir una, dejaría la orquesta.

Fue una noche singular que concluyó con un pequeño brindis; y por esta razón, también a amanera de brindis quiero terminar esta remembranza dando las gracias a la Biblioteca de campus Lima por organizar estos eventos maravillosos que compaginan tan bien con nuestras labores académicas.

Ver también:

Comparte

Desde UDEP Hoy

Esta entrada fue publicada en UDEP Hoy en la sección Campus y etiquetada con , , , , , . Guarda el enlace.