Todos somos Piura: más allá de la emergencia

La campaña ha logrado alianzas con el sector público y privado, para proveer alimentos, acceso a servicios básicos y ayuda a los afectados por lluvias e inundaciones. Pero la tarea no termina aquí.

Por Patricia Ruiz.

WFW - Purificadores de agua3

Todos Somos Piura es una campaña promovida desde la Universidad de Piura. En alianza con instituciones del sector público y privado, provee alimentos y brinda ayuda para acceder a servicios básicos (salud, agua y luz). Asimismo, procura ayudas para pobladores afectados por los efectos de El Niño Costero. Sin embargo, la tarea no termina ahí, sino que continuará con el aporte específico de la academia: investigación aplicada y ayuda a la reconstrucción de Piura.

Las donaciones

33142078773_260fbabcb8_k

En el campus de Piura, el de Lima y el PAD de la UDEP se han recibido y distribuido cerca de 60 toneladas de ayuda humanitaria. A través de los comités de voluntarios de la Universidad, hemos llegado a unos 30 poblados de Piura, Bajo Piura y a la mayoría de refugios con damnificados. Entre ellos, A.H. 4 de Octubre, Pedregal Chico, Narihualá, Refugio San Pablo/Km. 980 y otros.

La unión hace la fuerza. Este dicho popular ha quedado más que comprobado al ver cómo egresados, alumnos, docentes, administrativos, obreros y amigos de la Universidad de Piura se han unido a Todos Somos Piura. Además de donativos, de su tiempo como voluntarios y de su ayuda para cargar y descargar tantas toneladas, se han realizado importantes coordinaciones para solicitar el apoyo logístico para el transporte de los donativos hacia Piura y, posteriormente, a las zonas afectadas.

IMG_1090

Además, toda esta movilización ha reforzado lazos académicos con la Universidad ESAN, con el Instituto Toulouse Lautrec, con los Colegios Innova School, con Facultad de Medicina de la UPC y el Colegio Miravalles que han llegado con donaciones generosas a los puntos de acopio en Lima. La presencia de algunas ONG también ha sido alta: Helps Perú y Yaqua, así como de instituciones públicas como la Municipalidad de Miraflores.

Otras empresas donantes han sido Infinity Logística y Servicios Generales EIRL, Ferreyros, la Embotelladora del Norte EIRL Consorcio Haskoningperu; y grupos de trabajadores de la Concesionaria IIRSA Norte, A & V CAFÉ, de CERP ESSALUD, de Scotia Bank.

33701655992_d2b5d6781c_k

Aportes económicos

Otra forma de unirse a la campaña Todos Somos Piura ha sido a través de donaciones económicas. Hasta el momento, estas ascienden a $ 61 768 y S/ 10 324 procedentes del Perú y distintos países del mundo. A través de la plataforma Generosity, han llegado donativos desde Canadá, Estados Unidos, China, Italia, España, etc., que seguirán sumándose al apoyo para los damnificados. La mayor donación  ($ 50 000) la hizo un donante amigo de la UDEP, que ha preferido mantenerse en el anonimato.

WFW - Purificadores de agua2

También se sumaron universidades de otros países, como la Universidad de Navarra (España), que ha promovido una colecta entre sus alumnos y profesores, Towson University (EE.UU.), Universidad de Texas El Paso (EE.UU.), entre otras instituciones internacionales con las que la UDEP mantiene convenios de cooperación y colaboración académica. Especial mención merecen muchos profesores visitantes que se han unido a la donación, así como los primeros voluntarios italianos que estuvieron en Piura en los años 70.

Filtros de agua, lámparas solares, motobombas…

1000 filtros de agua que pueden purificar hasta 150 galones por día cada uno, con una  duración de hasta 10 años, han sido conseguidos gracias a las sinergias de la organización sin fines de lucro, Waves for Water, la Embajada de los EE.UU., Piura en Acción, la Asociación de Mujeres por Piura y la UDEP. Además, Petroperú donó un lote de 1000 baldes con tapa para facilitar la purificación y el almacenamiento del agua.

lámparas solares (2)

Estudiantes de la Universidad de Piura han sido entrenados sobre el uso adecuado de los filtros; ellos, a su vez, podrán capacitar a los usuarios en los refugios y zonas damnificadas, a los que los voluntarios han llevado los equipos. Además, el colegio San Silvestre de Lima ha confirmado la donación de 152 filtros adicionales para los refugios en Piura.

Por su parte, LuminAID se unió a Todos Somos Piura con la donación de 428 lámparas, que funcionan con energía solar y proporcionan hasta 15 horas de luz. Son ligeras, resistentes al agua, flotan y se pueden colgar en cualquier lugar. Estas luces se utilizaron por primera vez, en el 2010, para cubrir las necesidades de luz en Haití, luego del terremoto de aquel año.  Este apoyo se logró gracias a la coordinación de Piura en Acción, el Comité de Mujeres por Piura y la UDEP.
Lámparas solares

Otra ayuda significativa ha sido la de la corporación Ferreyros con un lote de 164 cajas con equipos de seguridad y motobombas, para ser utilizados en los proyectos de reconstrucción que se prevé ejecutar en Piura.

Asimismo, la empresa Técnica Avícola – Tecavi S.A. ofreció, a través de la Universidad, 1360 pollos que fueron destinados a los pobladores de Chato Grande; y 2000, para el Ejército (Cuartel Inclán). Además, Agroindustrias & Comercio S.A. donó 500 kilos de harina y 250 de fideos. Con estos donativos también se ha podido llegar al Seminario diocesano de Piura, especialmente afectado por la inundación del 27 de abril. Para las entregas, se tuvieron en cuenta todas las exigencias vigentes de salubridad.

Atención médica

El personal del Área Departamental de Ciencias Biomédicas de la Universidad de Piura brindó atenciones médicas y medicinas en zonas damnificadas. Del mismo modo, la Unidad de control de emergencias y desastres (UCE) del Arzobispado de Lima, coordinó con la UDEP, una campaña médica gratuita en el A.H. Nuevo Santa Rosa.

Unidad de control de emergencias y desastres (UCE) del Arzobispado de Lima3

Apoyo adicional de la comunidad universitaria: alumnos, docentes, trabajadores administrativos y egresados también ayudaron a organizar y empaquetar donativos que llegaron al almacén de Ransa, ex Ucisa, convocados por la Asociación Piura en Acción.

En total, más de 600 alumnos de Piura y Lima han participado como voluntarios en las labores de acopio y entrega de donativos, que, junto a trabajadores y exalumnos, se han unido a los miles de piuranos y peruanos que han hecho vida una profunda solidaridad con los damnificados.

Unidad de control de emergencias y desastres (UCE) del Arzobispado de Lima1

Juntos por la reconstrucción

En los próximos meses, las diversas facultades de la UDEP podrán en marcha proyectos interdisciplinares para contribuir, con su aporte técnico-científico, a la reconstrucción de la ciudad y a la mejora de la calidad de vida de los piuranos.  Entre las distintas iniciativas, se privilegiarán aquellas investigaciones de alto impacto que permitan prevenir y aprovechar mejor la experiencia vivida con el fenómeno El Niño Costero.

Al respecto, la doctora María Pía Chirinos, directora de Relaciones Institucionales de la UDEP, declaró que esta institución estará al servicio de los damnificados y prestará toda su colaboración en el proceso de la reconstrucción de la región Piura. “Por ahora, estamos centrados en brindar ayuda humanitaria; pero, en un siguiente paso, vendrá la asistencia sanitaria y, finalmente, la ayuda –desde la academia– al proceso de reconstrucción, pues tenemos muchos especialistas que pueden aportar”, indicó.
Información relacionada en El Comercio

17807550_1905762996375685_2937174705003129970_o

 

 

Próximamente


SUSCRÍBETE A DESDE EL CAMPUS


Conoce los Términos de uso de datos de la Universidad de Piura.