19 Sep 2012

¡Cuán importante es saber querer!

Aunque siempre es conveniente que cada día nos “queramos” más, no es mi intención hacer una apología del verbo “querer”, sino más bien señalar el uso correcto de este verbo, pues es frecuente encontrarse con formas tales como *quedré, *quedrá, *quedrás, *quizo, *quedría… “Querer” es un verbo irregular que se conjuga con algunos cambios en […]

Por Eliana Gonzales. 19 septiembre, 2012.

Aunque siempre es conveniente que cada día nos “queramos” más, no es mi intención hacer una apología del verbo “querer”, sino más bien señalar el uso correcto de este verbo, pues es frecuente encontrarse con formas tales como *quedré, *quedrá, *quedrás, *quizo, *quedría…

“Querer” es un verbo irregular que se conjuga con algunos cambios en la raíz y en las desinencias: quiero, quería, quise, queremos, queríamos… Y son, precisamente, estos cambios los que ocasionan ciertas confusiones: *No sé si quedrá venir conmigo, *¿Ellos quedrán participar?, *Quedría invitarte a almorzar, *No quizo salir del cuarto.

Si bien las irregularidades se dan en todos los tiempos del modo indicativo, los más llamativos se presentan en el tiempo futuro, forma que, como sabemos, nos indica que la acción está por realizarse: ¿Algún día te querré?, ¿Me querrás?, ¿Qué  querrá? Como puede observarse, todas estas formas verbales correctas se sienten como probables, como simples conjeturas que están relacionadas con el carácter etimológico de este verbo que deriva  del latín quaerĕre y significa ‘tratar de obtener’: Algún día puedo llegar a quererte, Probablemente me quieres, Es posible que quiera algo.

Para seguir en el plano de las probabilidades, cabe indicar que la presencia de la “d” en *quedré, *quedrás, *quedrá… es posible que se deba a que el hablante mantiene en mente el paradigma o modelo de verbos tales como “tener” y “poner” que sí tienen la “d” en el tiempo futuro: tendré, tendrás, tendrá… pondré, pondrás, pondrá… y en el tiempo condicional: tendría, tendrías… pondría, pondrías… Así pues, en el tiempo futuro del verbo “querer” no hay “d” sino “rr”: querré, querrás, querrá, querremos, querréis y querrán; de igual modo en el condicional: querría, querrías, querría, querríamos, querríais y querrían.

Es, igualmente, un vulgarismo usar *querramos en lugar de “queramos”, forma propia del presente del modo subjuntivo, cuando estamos indicando una probabilidad futura: Desean que nos queramos los unos a los otros.

Ahora bien, ¿por qué “quizo” y no la forma correcta “quiso”? También es probable que el hablante la relacione con el adverbio de duda “quizá” (escrito también “quizás”), que no guarda relación con quise, quisiste, quiso, quisimos, quisisteis y quisieron, formas correspondientes al pretérito indefinido: No quiso venir conmigo, quiso marcharse solo.

Ya lo sabe, estimado lector, no basta saber que el verbo “querer” significa ‘desear algo’ y ‘sentir afecto por alguien’, hay que saber conjugarlo correctamente.

Docente

Facultad de Humanidades

Universidad de Piura – Campus Lima

Artículo publicado en el diario Correo, domingo 16 de setiembre de 2012

Comparte: