15 Ago 2013

Unión Europea: la crisis no es solo económica

Docentes de la UDEP analizaron la crisis en la Unión Europea desde cada una de sus líneas de investigación.

Por Aldo Chávez. 15 agosto, 2013.

U.E

Aunque el eje central de la crisis en la Unión Europea es económico, hay aspectos relevantes -como el marco institucional de los países, el manejo informativo de los medios o el fortalecimiento de la identidad de las naciones- que también se deben analizar para entender esta realidad. Precisamente, con el objetivo de tener un panorama más amplio sobre la crisis, docentes de la Universidad de Piura participaron en el conversatorio: “La crisis en la  Unión Europea. Perspectivas desde los Estudios Europeos”.

El evento académico fue moderado por el Dr. Enrique Banús, presidente de la ECSA World (European Community Studies Association). Además, expusieron sus puntos de vista, desde cada uno de sus ámbitos profesionales, los doctores: Carlos Hakansson (Derecho), Sandro Navarro (Economía), Víctor Velezmoro (Humanidades) y Rosa Zeta (Comunicación).

Marco institucional

Durante su intervención, el Dr. Carlos Hakansson, docente de la Facultad de Derecho,  aseguró que se trata de la primera experiencia de crisis económica dentro de un proceso de integración y, además, tiene que ser resuelta de manera concertada.

“No es una crisis institucional; los países miembros no han desconocido la supremacía del derecho comunitario, y tampoco se ha desconocido la aplicabilidad del derecho comunitario en los países miembros. Sin embargo, esta crisis genera unas consecuencias interesantes, como la necesidad de redimensionar la administración estatal; por ejemplo, Italia va a comenzar a fusionar municipios, España tendrá que hacer lo mismo. El Estado tendrá que reducirse para lograr una mejor administración”, señaló.

Otra de las consecuencias es que se tendrá que controlar el gasto público, en coordinación con la Unión Europea. “Es decir, cuando un país miembro  quiere desviar su presupuesto, tiene que pedir autorización a Bélgica, la sede central del organismo; algo totalmente impensado antes de la crisis”, explicó el profesor.

Hakansson cuestionó el hecho de que algunos desacrediten el éxito de la Unión Europea solo porque atraviesa una crisis económica. “La razón de ser de este grupo no es solo el factor económico. La Unión Europea sigue siendo un ejemplo para el resto de comunidades; el camino fue la economía, pero ésta condicionó todo lo demás: la paz, por  ejemplo, es un gran logro. Conseguir la reconciliación entre Francia y Alemania –con dos Guerras Mundiales encima- fue positivo. Incluso, el año pasado le dieron el Premio Nobel de la Paz, lo cual es un reconocimiento al organismo”, apuntó.

Union Europea

Comunicación en la Unión Europea

La doctora Rosa Zeta, profesora de la Facultad de Comunicación, destacó la importancia del correcto manejo informativo de los medios en esta época de crisis; algo que, según indicó, no se hizo correctamente, lo que generó desconfianza en la ciudadanía.

“Hay temas, a nivel macro, que los gobiernos deben saber comunicar a los ciudadanos. Cuando estalló la crisis no se difundieron informaciones completas, y esto generó descontento. La necesidad de transparencia, desde la élite del poder, genera confianza y adhesión a cada uno de los Estados que conforman la Unión Europea. En este sentido, los medios de comunicación son importantes canales de participación democrática”, dijo la especialista.

Union Europea 2

Aspectos para salir de la crisis

A su turno, el Dr. Banús, presidente de la ECSA World, señaló que hay puntos claves para tener en cuenta al momento de analizar las soluciones a la crisis.

Como primer aspecto, Banús cuestionó el liderazgo político en Europa para superar esta etapa. “En Europa se ha sustituido a los estadistas por políticos. La crisis quizás se alargó porque la actuación de los políticos fue insuficiente durante mucho tiempo. La pregunta es: ¿podrá Europa crear las condiciones necesarias para sostener un adecuado mando político?”, señaló.

El especialista agregó que otro factor a tener en cuenta es la confianza perdida en el continente. “Hay cifras que señalan que el 50% de la población está descontenta con la Unión Europea y los políticos; hay desconfianza en el sector bancario; además, muchos jóvenes desconfían del sistema pues no encuentran oportunidades. Los políticos tienen la tarea de recuperar esa confianza”, apuntó.

Banús agregó que otro de los aspectos tiene que ver con la fortaleza personal de los ciudadanos. “Hay que generar esperanza. Europa es un continente que ha salido de crisis peores (las guerras mundiales, por ejemplo); hay que tener presente que las crisis se acentúan o reducen según la actitud que se tenga para afrontarla”, puntualizó.

 

Comparte: