02 Feb 2016

Escolares vivieron una experiencia cultural en Piura

“La misión era mirar Piura desde una perspectiva patrimonial”, comenta la profesora Cristina Vargas. Junto a la alumna Belén Castañeda guiaron a los escolares a observar la escultura pública y otros monumentos de la ciudad.

Por Elena Belletich. 02 febrero, 2016.

En el recorrido participaron estudiantes de cuarto y quinto año de Secundaria, interesados en seguir la carrera de Historia y Gestión Cultural, única en su género en pregrado en el Perú, que dicta la Universidad de Piura.  Esta actividad fue parte del programa de “Vacaciones culturales”, organizado por la Facultad de Humanidades.

vacaciones culturales (76)

En una primera fecha, la egresada Lylibeth Echeandía Montenegro, coordinadora general de la Dirección General de Industrias Culturales y Artes del Ministerio de Cultura (Lima), comentó su experiencia en este puesto así como la apuesta cada vez más activa del Estado por el desarrollo de las industrias culturales.

Vacaciones culturales Sesión (3)

Lylibeth Echeandía, coordinadora general de la Dirección General de Industrias Culturales y Artes del Ministerio de Cultura (Lima), tuvo a cargo la sesión y el taller.

Con los participantes, desarrolló un taller centrado en la planificación de estrategias para la dinamización de las artes e industrias culturales en la región de Piura. En esta sesión, la gestión de las industrias culturales y las artes fueron las protagonistas; y, en el recorrido cultural, el patrimonio material e inmaterial”, explica la Mgtr. Cristina Vargas.

Descubriendo Piura
El sábado 30, los adolescentes recorrieron la ciudad. Su misión, señala la docente, era “mirar Piura desde una perspectiva patrimonial y no la habitual, para descubrir el patrimonio –material e inmaterial– que nos rodea”.

El recorrido tuvo como puntos de “reconocimiento”: la Plaza de Armas donde está la “Alegoría de la libertad” (mal llamada ‘La Pola’); en el Centro cívico admiraron la “Paloma de la Paz”, obra de Víctor Delfín; en la Plaza Tres culturas, la escultura a Francisco Pizarro, donación de la colonia española a Piura en la década 20, del siglo pasado, explica la docente.

También estuvieron en el Óvalo Grau. Luego, en la Plaza Merino, apreciaron “la escultura que muestra a Ignacio Merino, nuestro insigne pintor académico (justo ese día se cumplía el 199 aniversario de su nacimiento). Visitaron también el cementerio “San Teodoro”, verdadero museo al aire libre”.

La jornada culminó en la heladería “El Chalán”, con más de 40 años de tradición. Ahí escucharon la narración de la historia de esta institución; el trabajo que realiza con insumos regionales y cómo este espacio y sus famosos productos (como las cremoladas), van haciéndose parte del patrimonio inmaterial de una ciudad.

Comparte: