29 Ene

La persistencia en la informalidad

Foto: ANDINA.

La Encuesta Nacional de Hogares (Enaho) realizada del 2014 al 2018 determina que del total de trabajadores independientes con un negocio el 60%, este tiene más de 10 años de operación y funciona dentro de la informalidad (mype consolidada informal).

El 56% de estas mypes consolidadas informales manifiestan que su principal razón de permanecer en este entorno informal se debe a que no consideran relevante la formalización para su crecimiento; además, porque la informalidad es considerada una oportunidad que deben aprovechar para poder competir en el mercado, dada la nula intervención del ente regulador.

El 40% indican que continúan en la informalidad porque sus ingresos no les alcanzan para cubrir los costos de formalización y se caracterizan por ser empresas de subsistencia debido a que sus ingresos solo les alcanza para sobrevivir en el día a día. Sólo el 4% restante señala que su permanencia en el entorno informal se debe a los engorrosos trámites burocráticos.

Si esta era la realidad de nuestras mypes en tiempos normales (antes de la pandemia), ahora (en épocas de crisis) cuando se han reducido sus ventas y algunas de ellas han salido del mercado, es muy probable que las mypes que aun operan sean de sobrevivencia, porque sus ingresos no les alcanza para cubrir los costos operativos propios del negocio; e informales, porque tampoco les alcanza para asumir el pago de impuestos. Esta pandemia va generar una mayor persistencia a la informalidad.

El Gobierno ha anunciado el inicio de la segunda ola de contagios y, por ello, ha implementado una serie de restricciones que limita la actividad empresarial. Sin embargo, no se ha anunciado medidas de apoyo para reactivar el sector mype teniendo en cuenta la situación que atraviesan.

Este es un artículo de opinión. Las ideas y opiniones expresadas aquí son de responsabilidad del autor.

Comparte: