08 Feb 2021

La relación entre informalidad, riesgo y tasa de interés

  • Inicio
  • Opinión
  • La relación entre informalidad, riesgo y tasa de interés

Foto: ANDINA.

El proceso de otorgamiento de un crédito debe responder a cuatro premisas básicas: 1) Si existe medio de pago: es decir, si la persona tiene trabajo (dependiente o independiente) o, si se trata de una empresa, y si esta operativa, actualmente, 2) Capacidad de pago: es decir si el préstamo se podrá pagar y, para ello, en caso de préstamos para negocios es necesario conocer la situación económica y financiera de la empresa (a través de su balance general y estado de resultados), así como un flujo de caja proyectado. 3) Referencias comerciales buenas y, 4) Tipo de garantía.

Con respecto a la segunda, si se trata de una empresa formal, que tribute en el Régimen general del Impuesto a la renta, esto será más fácil conocer la situación económica y financiera de la empresa, pues cuenta con la información contable básica.

Pero, ¿qué pasa si se trata de alguien que está en el RUS o, simplemente, es informal? Pues, al no tener registro de dicha información, se dificulta la evaluación. Esto se traduce en un incremento del riesgo. ¿Cuál es el motivo? No existe registro de ventas (ni de cuántas son al contado o a crédito), tampoco de compras ni de cuál es el nivel de cuentas por cobrar ni por pagar. No hay una determinación real de la rentabilidad del negocio.

¿Cómo se compensa el riesgo? Como ya se ha mencionado muchas veces, con una tasa de interés alta; y las consecuencias de esta situación las pagará, sin duda, el cliente.

¿Quiénes son los responsables? Pues, hay dos: el propio cliente, que nunca ha querido (o podido, en algunos casos) formalizarse. Y, también, las instituciones financieras que los siguen atendiendo por años en esa misma condición, cobrándoles altas tasas de interés (a pesar de que, muchos, son buenos pagadores) sin hacer algo para que se formalicen.

Este es un artículo de opinión. Las ideas y opiniones expresadas aquí son de responsabilidad del autor.

Comparte: