22 Mar 2021

Desafío en materia de transporte para el 2021

Foto: ANDINA.

Considerando la brecha existente en el país, en infraestructura y en servicios de transportes (60 000 millones de dólares según el IPE), el primer gran desafío del nuevo Gobierno deberá ser promover nuevas inversiones viales, priorizando los proyectos de mayor impacto en el corto plazo. La situación actual (generada por el COVID-19) exige medidas urgentes de reactivación económica; y, las inversiones viales tienen gran impacto en la generación de empleo.

Este año de restricciones aceleró otro grave problema, que ha generado el conflicto de los últimos días: la huelga de transportistas de carga. Cómo afrontar las demandas de un sector que ha entrado en crisis por el incremento de costos del combustible. La reducción del aforo de los buses de pasajeros también genera dificultades. Por ello, hacen falta planes de reactivación orientados al sector transportes, vital para la economía del país.

Por otro lado, se debe planificar la recuperación y el mantenimiento de la red vial existente, sobre todo los caminos de penetración al interior del país, considerando que la mejora de la seguridad vial es otro gran desafío.

La implementación del plan estratégico nacional de seguridad vial, orientado a reducir las graves consecuencias que los siniestros de tránsito generan en la vida humana, es un tema pendiente. También, implementar un sistema de seguridad vial como política pública, mejorar las condiciones de la infraestructura vial y de los vehículos, fortalecer la ciudadanía en seguridad vial y mejorar la respuesta de atención ante los accidentes son cinco acciones de intervención recomendadas por las Naciones Unidas para lograr los objetivos del plan.

Implementar a todo nivel (nacional, regional y local) los manuales, normas y planes que el Ministerio de Transportes y Comunicaciones ha desarrollado para lograr estos objetivos, es un trabajo pendiente.

En el ámbito urbano, se debe concretar la implementación de servicios masivos de transporte público (sistemas BRT) en las principales ciudades del país y promover e implementar condiciones seguras y eficientes de medios alternativos (bicicletas), dotando la infraestructura y los servicios necesarios como parte de un sistema integral de transporte sostenible.

El sistema de transporte urbano, en general, es un problema complejo por la existencia de otros medios que brindan servicios en nuestras ciudades (mototaxis, taxi colectivo, etc.). Formalización y normas claras que permitan un funcionamiento integral, teniendo como eje el transporte masivo y los demás, como servicios complementarios, serían el objetivo ideal.

Este es un artículo de opinión. Las ideas y opiniones expresadas aquí son de responsabilidad del autor.

Comparte: