15 Mar 2021

El sueño de la casa propia

El sueño de la casa propia es uno muy válido, para cualquier persona. Comprar un inmueble representa una inversión de largo plazo a la cual, en Finanzas, se le conoce como “estructural”. La elección de la vivienda debe basarse en la propia capacidad económica; pero, además, se deben considerar otros aspectos importantes tales como: la ubicación, la zonificación, el acceso a transporte y a otros servicios básicos, entre otros.

Si esta inversión necesita de financiamiento, este será otro elemento importante a tener en cuenta. Al respecto, el mercado ofrece distintas alternativas, como veremos a continuación.

El sistema financiero ofrece préstamos hipotecarios, en los cuales se exige el aporte de una cuota inicial de entre el 10 y el 20 por ciento del valor total del inmueble; las tasas de interés están a la baja y pueden llegar a cerca de 6 por ciento anual.

Aquí, hay que ser claros: la tasa de interés es distinta para cada cliente pues representa el nivel de riesgo individual de cada uno. Si se trata de empleados dependientes, se ofrece un sistema de cuotas dobles en julio y diciembre considerando el pago de gratificación. También hay oferta para independientes (profesionales, emprendedores, etc)

Un factor importante del financiamiento es el plazo. Se ofrecen plazos de hasta 30 años. Pero tenga cuidado, pues el incremento porcentual del plazo no guarda relación con la disminución, también porcentual de la cuota a pagar. Por ejemplo, para un financiamiento de 200 000 soles, a diez años y con una tasa de 8% anual, se tiene una cuota de 2397. Si el plazo se duplica (incremento de cien por ciento), la cuota solo se reduce a 1638 (es decir; se hace una reducción de 32 por ciento).

Evalúe sus alternativas con calma y considerando cada uno de los factores mencionados, para que su financiamiento tenga mayores ventajas.

Este es un artículo de opinión. Las ideas y opiniones expresadas aquí son de responsabilidad del autor.

Comparte: