07 May 2021

En defensa de la subsidiariedad horizontal

La subsidiariedad horizontal peruana está bajo ataque electoral. Candidatos, ciudadanos que fungen de diversos oficios y algunos ocasionales opinantes universitarios la someten a fuertes presiones para extraerla de nuestra Constitución.

Por Orlando Vignolo. 07 mayo, 2021.

La subsidiariedad horizontal peruana está bajo ataque electoral. Candidatos, ciudadanos que fungen de diversos oficios y algunos ocasionales opinantes universitarios la someten a fuertes presiones para extraerla de nuestra Constitución.

Muchos desprecian este principio sin entender su profundo contenido humanista, sus variantes diversas que reafirman a la persona-individuo como el centro de todo y por último le endilgan un polémico origen que no tiene (algunas desorbitadas voces lo tildan de “neoliberalista”). Muchos la atacan abiertamente a pesar que disfrutan de sus efectos favorables y han nacido o se han criado bajo su sombra siempre beneficiosa. Varios además la desprecian sin mostrar qué figura alternativa podría regir nuestras relaciones económicas y sociales en el día a día.

Frente a esta realidad quiero mostrar lo que escribí al inicio de una monografía de reciente publicación: “El pasado octubre del 2018 se cumplieron veinticinco años de la constitucionalización de varias vertientes de la subsidiariedad horizontal o social. No es una fecha menor, deleznable y que debe pasar completamente desapercibida para nuestro Derecho administrativo.

Los ciudadanos de este país mucho le debemos a este principio por diversas razones que se irán desentrañando de la lectura de los siguientes párrafos. En suma, queda claro que la subsidiariedad se merece algunas reseñas dogmáticas. Por las razones anteriores, esta obra buscará, desde el reconocimiento y la teoría, ser un medio de explicación de esta figura de contornos sinuosos y muchas leyendas (sobre todo creadas a la luz de un maximalismo economicista que debe ser intensamente criticado y rebatido en nuestra realidad)”.

Este es un artículo de opinión. Las ideas y opiniones expresadas aquí son de responsabilidad del autor.

Comparte: